• Sábado, 23 de Septiembre de 2017

A Coruña recibe a 6.000 cruceristas en la primera escala múltiple del año


Los muelles más céntricos de la ciudad se llenaron ayer de vida gracias al atraque de tres cruceros que protagonizaron la primera escala múltiple del año en A Coruña. Casi 6.000 viajeros llegaron a la ciudad a primera hora de la mañana, en una jornada que no estuvo exenta de sobresaltos.

A Coruña recibe a 6.000 cruceristas en la primera escala múltiple del año
El “Azura” y el “Aida Diva”, al fondo, amarraron en A Coruña junto al “MS Hamburg” | quintana
El “Azura” y el “Aida Diva”, al fondo, amarraron en A Coruña junto al “MS Hamburg” | quintana


Los muelles más céntricos de la ciudad se llenaron ayer de vida gracias al atraque de tres cruceros que protagonizaron la primera escala múltiple del año en A Coruña. Casi 6.000 viajeros llegaron a la ciudad a primera hora de la mañana, en una jornada que no estuvo exenta de sobresaltos. Pese a los cambios en las previsiones de dos de las navieras, turistas y tripulaciones llenaron el centro de la ciudad y dejaron un pequeño retorno en comercios y, sobre todo, locales de hostelería.

El “Azura” de la compañía P&O ocupó ayer el muelle de transatlánticos, relegando al “Aida Diva” de Aida –el otro gran barco que incluyó la localidad en su itinerario– al muelle de Calvo Sotelo Sur. Al “MS Hamburg”, propiedad de la empresa Plantours, se le relegó al muelle de Batería, pues su amarre estaba previsto en Ferrol y justo un día antes supuestamente las condiciones climatológicas provocaron el cambio de destino.

Además de este cambio en la previsión de la gestora de la Terminal de Cruceros, fue necesario enviar a dos remolcadores a buscar al “Aida Diva” que con 2.200 personas a bordo sufrió una avería del motor en la zona en la que había encallado el “Urquiola”.

Mayor consumo
Pese a todos los problemas iniciales, la temperatura agradable y el sol hicieron que muchos de los 5.850 turistas repartidos en los tres buques decidieran bajar a tierra para conocer un poco el centro de la ciudad. Fue muy sencillo verlos recorriendo La Marina y las calles más transitadas, tomando algo en la plaza de María Pita o entrando en los comercios para intentar encontrar algún detalle que llevarse a su país.
Y es que los transatlánticos iban de regreso a sus puertos de origen y esas rutas suelne ser más fructífero para que A Coruña haga caja, por lo que el resultado fue mejor que en otras ocasiones.

Incluso muchos de los 1.900 tripulantes bajaron de sus lugares de trabajo y se conectaron al wifi, como viene siendo habitual, en Los Cantones Village o acudieron a comprar víveres a los supermercados más cercanos.

Con la jornada de ayer, el Puerto da inicio a los atraques múltiples de este año que se prevé histórico en el tráfico de cruceros. El domingo se vivirá otra escala triple, mientras que en marzo se registrarán cinco paradas dobles. Para junio, por ejemplo, ya están previstas otras dos dobles.