• Miércoles, 13 de Diciembre de 2017

En A Coruña hay ya más perros que niños de entre cero y nueve años

De sobra se sabe el problema poblacional que sufre el país. A Coruña no es una excepción y esto se ve reflejado en los datos del censo, que ponen de manifiesto que los parques de la ciudad están más poblados de perros que de niños.

En A Coruña hay ya más perros que niños de entre cero y nueve años
La ciudad registra un total de 20.744 mascotas frente a los 20.222 niños
La ciudad registra un total de 20.744 mascotas frente a los 20.222 niños

De sobra se sabe el problema poblacional que sufre el país. A Coruña no es una excepción y esto se ve reflejado en los datos del censo, que ponen de manifiesto que los parques de la ciudad están más poblados de perros que de niños. En el último estudio de población publicado por el IGE (Instituto Galego de Estatística) realizado en 2016, los que tienen entre cero y cuatro años suman 9.693 y los de cuatro a nueve, 10.529. Esto supone un total de 20.222 pequeños que cuentan su edad con las manos, una cifra que anclada en el cómputo general de coruñeses viviendo entre Lavedra y Monte Alto da como resultado que en esta península, solo hay un 8,2% de niños. 
Si se contrapone esta cifra al número de canes registrados por la Consellería de Medio Ambiente, unos 20.774, significa que existen 522 peludos más que chavales sobre un perímetro donde unos y otros se sitúan en parámetros muy bajos. 
Aunque el informe de la Xunta deja ver que la urbe es la que más gasta en collares después de Vigo, esto se debe a su población, 243.978 a diferencia de los 105.893 ourensanos o los 68.308 ferrolanos. Siguiendo por la AP-9, la ciudad olívica pasea estadísticas similares ya que en 2016 tenía 25.324 niños empadronados y 31.980 canes. 
Y es que si se tiene en cuenta el número de perros con respecto al total de habitantes, en A Coruña corresponden 85 mascotas por cada mil que duermen con vistas a la Torre, lo que la convierte en la que menos amor profesa por estos animales.
La tónica se repite en todas las capitales gallegas. Es más, las que lideran el ránking de cánidos muestran diferencias mayores entre unos y otros. En Pontevedra, por ejemplo, que está de primera en el podio de hogares con chucho con 12.023, esto es, 146 por cada mil habitantes, la población infantil cuenta con 4.252 personitas menos que perros hay viviendo a orillas del Lérez. 
En Lugo, la superioridad perruna se traduce en 5.369 mascotas más que pequeños. En la ciudad lucense están empadronados 8.885 críos frente a los 14.254 bichos que aparecen inscritos en la Xunta, la segunda con más canes ya que el informe coloca 145 por cada mil lucenses. En Santiago, pisan a día de hoy el firme 11.687 cánidos, 3.190 más que los 8.497 chavales que registra el IGE entre cero a nueve años. 
El déficit de habitantes con dientes de leche en la urbe, al igual que en las demás capitales, es un mal que se lleva arrastrando desde hace mucho tiempo. 

natalidad
Es más, el instituto constata que A Coruña se recupera poco a poco y la natalidad araña unos enteros con respecto a hace unos años. En este sentido, aunque en los tres últimos, la cantidad de niños fue a la baja, la ciudad mejoró los porcentajes del decenio anterior. En 2010, había 19.324 pequeños jugando entre sus calles y en 2.000, hace 17 años, todavía eran menos los representantes, 16.073, cuatro mil menos que el año pasado.
Sin embargo, los registros más recientes apuntan que en 2016 se vio corretear a 33 criaturas menos que en 2015. El 2014 se coronó, por su parte, como el año con más niños con 20.426. n