• Martes, 21 de Noviembre de 2017

A Coruña es la ciudad gallega que tiene menos turismos por habitante

La gran cantidad de coches que alberga cada ciudad genera problemas medioambientales y de espacio que todos los ayuntamientos tratan de combatir impulsando el transporte público.

A Coruña es la ciudad gallega que tiene menos turismos por habitante
Más de 114.00 turismos están matriculados en un municipio de solo 35 kilómetros cuadrados  | pedro puig
Más de 114.00 turismos están matriculados en un municipio de solo 35 kilómetros cuadrados | pedro puig

La gran cantidad de coches que alberga cada ciudad genera problemas medioambientales y de espacio que todos los ayuntamientos tratan de combatir impulsando el transporte público. El gobierno de la Marea Atlántica, por ejemplo, se lamenta de que los coruñeses dependen demasiado del coche para su movilidad pero, ese abuso no significa un mayor número de turismos. De hecho, cruzando las estadísticas de la DGT (114.695 vehículos) con las de los 2.43.978 empadronados de los últimos datos del Instituto Galego de Estadística (IGE) se obtienen 2,2 habitantes por cada turismo: la ratio más baja de toda Galicia.
Al observador que recorra las calles saturadas de la ciudad, donde no es posible encontrar aparcamiento, le puede parecer asombroso, y lo cierto es que la proporción es bastante estable independientemente de la ciudad que se tome como ejemplo, pero mientras que el resto de las urbes gallegas hay un coche por cada dos personas, A Coruña es la única que no cumple esa regla. Ferrol (1,8), Vigo, (1,97), Ourense, 1,96 y Pontevedra (1,99) y, sobre todo Lugo, que resulta ser la ciudad con más coches por persona, con 1,91 habitantes por cada turismo registrado.
 

Una extensión pequeña
El problema es que A Coruña es una ciudad con una extensión relativamente pequeña (38 kilómetros cuadrados) lo que supone una densidad de población de 6.446 vecinos por kilómetro cuadrado. En esos 38 kilómetros cuadrados no solo se aglutinan personas, sino también vehículos, cuyo número se ha mantenido bastante estable (aunque con un ligero descenso) durante los años de la crisis.
No se trata solo de turismos: a estos hay que sumar camiones, autobuses, motocicletas, ciclomotores e incluso tractores, de manera que el número final de transportes matriculados en la ciudad ronda los 138.500.
Pero los coruñeses, por lo menos aquellos que lo tienen, se sienten además apegados a sus vehículos. Una encuesta realizada por la Compañía de Tranvías, concesionaria del servicio municipal de transporte público, sobre la satisfacción de sus viajeros concluyó que el 25% lo hace solo por lo difícil que le resulta encontrar una de las cerca de 139.000 plazas que existen en la ciudad desocupada. l