• Domingo, 04 de Diciembre de 2016

Condenan a un año de prisión a un esquizofrénico que acosó a su exnovia

El juicio en la sección primera de la Audiencia Provincial a un hombre, J.M.A.O., acusado de acosar a su novia llamándole en 1.884 ocasiones y colándose en su casa para retenerla contra su voluntad,

Condenan a un año de prisión a un esquizofrénico que acosó a su exnovia
El juicio tuvo lugar en la sección primera de la Audiencia Provincial	javier alborés
El juicio tuvo lugar en la sección primera de la Audiencia Provincial javier alborés

El juicio en la sección primera de la Audiencia Provincial a un hombre, J.M.A.O., acusado de acosar a su novia llamándole en 1.884 ocasiones y colándose en su casa para retenerla contra su voluntad, concluyó con un acuerdo por el que el sujeto acepta un año de prisión que no llegará a cumplir: salió del centro penitenciario ayer a cambio de aceptar una orden de alejamiento de 10 años y 99 días de trabajos a la comunidad.
Originalmente, la Fiscalía solicitaba quince años y dos meses de prisión por amenazas, acoso y allanamiento pero tras alcanzar un acuerdo ambas partes el proceso ha aceptado esta condena, que supone una rebaja significativa de la pena solicitada de forma inicial en los escritos de acusación. La clave para llegar a una rebaja tan grande de la condena ha sido el informe médico que probaba los trastornos psiquiátricos que padece el acusado, específicamente, esquizofrenia: tiene reconocida administrativamente una minusvalía del 65% por ese motivo.
“Este acuerdo es bueno para todas las partes”, aseguro el letrado de la acusación particular, que se mostró “satisfecho” con los términos del acuerdo porque si no “jamás se obtendría una pena de alejamiento tan elevada”.
El acusado había mantenido una relación sentimental durante un año con la víctima y no aceptó que ella rompiera con él. El acoso comenzó en diciembre de 2014, cuando le descubrió merodeando por los alrededores de su vivienda y, según la acusación, le advirtió de que no permitiría que le engañase.
Fue el primero de una larga serie de incidentes. Según el escrito del Ministerio Público, el hombre llegó a llamar o mandar mensajes a la mujer en más de 1.800 ocasiones, e incluso entrar en su domicilio sin consentimiento y agredirla. También la abordó en lugares como el teatro o en el parking público, y en más de una ocasión ella tuvo que pedir a su acompañante que se escondiera para evitar un enfrentamiento. De hecho, según recoge el escrito, en más de una ocasión el acusado accedió al interior de la casa tras saltar el muro que rodea su propiedad y emplear unas copa de las lleves que había hecho sin que ella lo supiera.
Llegó a agredir a la víctima “con empujones y patadas” que le produjeron hematomas y otras heridas leves, que le duraron diez días. Por actos como ese fue por lo que, en junio, ingresó en prisión provisional. n