• Sábado, 23 de Septiembre de 2017

El comercio recurre a las ofertas de la llamada temporada media para intentar animar las ventas

Las rebajas desaparecieron hace apenas unas semanas y en los escaparates de media ciudad ya vuelven a lucir anuncios de promociones especiales o descuentos en una parte de los productos.

El comercio recurre a las ofertas de la llamada temporada media para intentar animar las ventas
Los descuentos alcanzan el 50% del precio inicial	quintana
Los descuentos alcanzan el 50% del precio inicial quintana

Las rebajas desaparecieron hace apenas unas semanas y en los escaparates de media ciudad ya vuelven a lucir anuncios de promociones especiales o descuentos en una parte de los productos. El comercio explica que esta medida busca animar a los coruñeses al consumo con el tirón de la “temporada media” que se empezó a conocer en A Coruña hace un par de años.
Ni el pequeño comercio ni las grandes cadenas dedicadas al textil están dispuestas a tirar la toalla ante una cuesta de enero que parece no tener fin en el tiempo. Con el objetivo de mover las cajas registradoras estos días iniciaron ofertas especiales por el Día del Padre, bajadas de precio por la temporada media o “mid season” e, incluso, “desalojos por fin de temporada”. Los descuentos han llegado al 50% del precio de partida e, incluso, en casos extremos al 80%. 
Aunque esta especie de rebajas se vienen haciendo en los últimos años –antes se liberalizó el período para realizar descuentos–, cada vez es mayor el número de establecimientos que se suma a ellas. Este año la tendencia va in crescendo, algo que desde la Federación Unión de Comercio Coruñesa (FUCC) explican porque “obviamente la campaña navideña no fue buena y las rebajas tampoco lo fueron al nivel que se esperaba”.
Con el consumo aún sin repuntar después de haber despedido enero e incluso febrero, la federación aclara que las tiendas se agarran a estas ofertas para intentar que la gente entre y compre porque los balances siguen siendo malos.
La presidenta de la FUCC, Mariló Fernández, asegura que no es que el pequeño comercio se haya sumado a las prácticas de los grandes sino que la práctica ha sido la contraria. Si bien tienen más empaque las promociones del 50% por la llamada “mid season”, Fernández recuerda que de alguna manera esta era una práctica habitual en los negocios de proximidad antes. 
“Al no poder ni querer competir con los grandes nosotros ya buscábamos ese atractivo para que la gente pasee y compre, tenemos ofertas permanentemente, y ahora nos están copiando”, analiza. 
Respecto a la razón por la que este año se han unido más comercios a la tendencia, la representante del sector piensa que puede tener que ver con que los coruñeses estén “reticentes” a gastar. “La cuesta de enero ahora es casi todo el año; la gente ahorra por si acaso”, resume. n