• Domingo, 04 de Diciembre de 2016

El comercio se niega en bloque a asumir la decisión de Lema de suprimir las ayudas nominativas

Los comerciantes de la ciudad están en pie de guerra tras conocer las intenciones del Ayuntamiento de eliminar todas las subvenciones y convenios nominativos para el sector en 2017.

El comercio se niega en bloque a asumir la decisión de Lema de suprimir las ayudas nominativas
Los fondos se destinan a eventos como la fiesta de Elviña	quintana
Los fondos se destinan a eventos como la fiesta de Elviña quintana

Los comerciantes de la ciudad están en pie de guerra tras conocer las intenciones del Ayuntamiento de eliminar todas las subvenciones y convenios nominativos para el sector en 2017. Ayer se reunieron con el concejal de Empleo y Economía Social, Alberto Lema, para rechazar sus nuevas políticas de ayudas. La Federación Unión de Comercio Coruñesa (FUCC) tiene previsto presentar un plan alternativo para intentar que se integre en el borrador presupuestario.
Una semana después de que se revelara que las asociaciones y federaciones de comercio no tendrán partidas específicas en 2017, el concejal del ramo, Alberto Lema, se sentó con diversos representantes para conocer sus impresiones. Allí pudo comprobar que el comercio está agrupado en un bloque compacto para descartar la idea del Gobierno local. “Estamos totalmente en desacuerdo”, reveló la presidenta de la FUCC, Mariló Fernández, respecto al proyecto del Ayuntamiento de reservar una línea de subvenciones por concurso para entidades de distintos ámbitos en vez de las ayudas habituales. Su homólogo en la Federación de Comercio de A Coruña, Miguel Agromayor, aseguró que lo más adecuado es mantener los convenios para no generar descontrol e inestabilidad.
“Lo que quieren hacer es tener el dinero a libre disposición del Ayuntamiento y darlo por proyectos pero eso genera incertidumbre a las asociaciones”, advirtió Fernández. En este sentido, desde la plataforma se preguntan “cuándo, cómo, por qué y a quién” se le darían las supuestas ayudas y quién tomaría la decisión. Desde algunas entidades de los barrios especulan con la posibilidad de que entren en juego cuestiones políticas e ideológicas a la hora de decidir aquellas iniciativas que contarán con el apoyo local.
Entienden el anuncio de la falta presupuestaria para los empresarios como “un globo sonda” para ver qué reacciones levantaba. La respuesta de la FUCC fue proponer a Lema la presentación de una idea alternativa sobre cómo repartir los fondos. La junta directiva de la federación se reunirá para tratar de organizar esa propuesta sobre la presencia del comercio en los presupuestos. Asimismo está previsto realizar una asamblea extraordinaria para conocer la opinión de los presidentes de las asociaciones agrupadas dentro de la FUCC, que actualmente son 17.

“dudas e incredulidad”
Lo que tienen claro es que como mínimo se pedirá que se mantengan las cosas tal y como estaban este año porque la noticia ha sido recibida por el sector “con dudas, incredulidad y mucha preocupación”.
De hecho, llevaban años lamentando que las subvenciones de 4.000 euros por grupo eran insuficientes para organizar todas las acciones de impulso del consumo y promoción de las zonas en mente. Desde la Federación provincial, Agromayor dijo estar dispuesto a ahorrar fondos haciendo la campaña de vales a los consumidores conjuntamente con la FUCC. Incluso estaría abierto a ceder la partida al completo a la entidad, porque cree que es la acción que funciona con el cliente.