Las capturas en la ría bajaron en 2017 a pesar de que se trabajaron más días

La ría de O Burgo cerró 2017 siendo más improductiva que cuando empezó el año. Los mariscadores de a pie denuncian que el gran problema que padecieron en el ejercicio que acaba de terminar es que capturaron menos almejas

Las capturas en la ría bajaron en 2017 a pesar de que se trabajaron más días
Los trabajadores no regresarán a la ría hasta el miércoles día 17 | patricia g. fraga
Los trabajadores no regresarán a la ría hasta el miércoles día 17 | patricia g. fraga

La ría de O Burgo cerró 2017 siendo más improductiva que cuando empezó el año. Los mariscadores de a pie denuncian que el gran problema que padecieron en el ejercicio que acaba de terminar es que capturaron menos almejas y berberechos que en 2016 a pesar de que el estuario apenas estuvo cerrado y tuvieron muchos más días para trabajar. El sector confía poco en las promesas sobre el dragado pero asegura que es el único sistema viable para mantener los puestos de trabajo.
El espacio que tenían para trabajar se redujo “porque los lodos van invadiéndolo todo” pero la disminución de terreno no es tan preocupante para los mariscadores como la falta de moluscos. “Cada año vamos cogiendo menos”, afirma el presidente del colectivo de mariscadores de a pie, Andrés Pena, que asegura que lo fueron notando mes tras mes.
Como prueba de que los terrenos de O Burgo son cada vez menos productivos expone que bajando a aprovechar las mareas más días que en el año anterior consiguieron sacar menos almejas y berberechos de la arena. “No hubo cierres por hidrocarburos, solo tuvimos un mes y algo de clausura por toxina por lo que al lado de otros años 2017 estuvo dentro de la normalidad”, comenta el representante.
Por ello, la única explicación que tienen para que la faena no dé unos sueldos necesarios como los de antaño es que “hay menos producción, la ría no cría igual porque no hay canales” en la tierra. Por ello, insisten en la necesidad del dragado, para posteriormente sembrar almeja.
Si bien es cierto que tuvieron una aportación de babosa que han introducido en la ría para que crezca y luego poder sembrarla, creen que ese semillado será insuficiente porque los niveles de capturas están muy bajos.

Furtivismo y empleo
Tanto es así que incluso el furtivismo ha remitido. Lo había hecho con la implantación de la nueva ley hasta que los ilegales se volvieron a saltar las normas. Sin embargo, ahora apenas baja competencia porque, dicen los mariscadores, ven que no hay nada y para ganar cinco o diez euros no les compensa arriesgarse.
Aunque en principio los operarios están satisfechos con el precio que alcanzaron los moluscos tanto en Navidad como el resto del año, la realidad es que los pocos kilos recogidos dificultan mantener unos salarios estables. Tanto es así que otros cuatro compañeros perdieron el Permex que les autoriza a mariscar “por impagos” porque antes que la Seguridad Social había otros gastos en cosas básicas. Los mariscadores de a flote resisten mejor porque algunos se dedican a otras artes pesqueras.