Un camión congestiona Linares Rivas al derramar su carga de arena

Los operarios de Cespa trabajaron durante casi dos horas para despejar el carril de arena | quintana

El incidente obligó a cortar un carril de la avenida, que registra numerosos embotellamientos por unas obras

La pérdida de parte de la carga de arena de un camión que circulaba por la avenida de Linares Rivas en dirección salida obligó a cortar un carril pasadas las once de la mañana, lo que congestionó aún más un vía que últimamente sufre constantes embotellamientos  en hora punta debido a las obras de pavimentación que se están llevando a cabo en dirección entrada. El resultado fue que, durante casi dos horas, la circulación prácticamente se paralizó en esa importante arteria.

Desde la Policía Local aclararon que solo fue necesario cortar al tráfico el carril central de los tres que recorren la avenida en dirección salida. El siniestro tuvo lugar entre las calles de Menéndez Pelayo y Marcial del Adalid, donde el camión derramó una cantidad indeterminada de áridos de construcción.

Sin embargo, a diferencia de otros vertidos (como combustible o aceite, que suelen derramarse en accidentes de tráfico, en esta ocasión no fue necesario solicitar la asistencia de los bomberos para que lo limpiaran, sino que se encargaron de ello los operarios de Cespa, que emplearon escobones mientras la Policía Local se encargaba desviar el tráfico hacia los carriles restantes.

Pavimentación

El tráfico en Linares Rivas sufre complicaciones desde el 26 de septiembre, cuando comenzaron las obras de pavimentación en sentido entrada, después de que finalizaran las de la nueva parada del bus metropolitano ante la Delegación del Gobierno. Desde entonces, el grupo municipal del PP, el principal partido de la oposición ha venido denunciado lo que considera “falta de planificación” del Ayuntamiento.

De hecho, la portavoz, la popular Rosa Gallego, cuestionó la motivación del Ayuntamiento para llevar a cabo la obra en un momento en el que la Xunta pretende comenzar la implantación de las líneas de autobús metropolitano en la zona.

Para la Concejalía de Movilidad, se trata de una cuestión práctica: la reposición del pavimento aglomerado asfáltico que se reforzará en el carril derecha en el sentido entrada (por el que circulará el autobús metropolitano) para aumentar su resistencia. También se trata de mejorar la seguridad del tránsito rodado al regularizar la pendiente de la calzada para evacuar hacia la derecha y evitar la acumulación de agua.