• Sábado, 25 de Noviembre de 2017

Cuatro Caminos se plantea el nuevo curso sin el local reformado ni alternativas

Los vecinos de Cuatro Caminos no saben nada de los planes de la Concejalía de Justicia Social desde que en enero les prometieron el fin de las obras en un plazo aproximado de dos meses.

Cuatro Caminos se plantea el nuevo curso sin el local reformado ni alternativas
Los vecinos no pueden utilizar las instalaciones desde el mes de enero | pedro puig
Los vecinos no pueden utilizar las instalaciones desde el mes de enero | pedro puig

Los vecinos de Cuatro Caminos no saben nada de los planes de la Concejalía de Justicia Social desde que en enero les prometieron el fin de las obras en un plazo aproximado de dos meses. En ese período de transición, mientras el centro cívico de Santa Lucía no se ponía a punto, la programación de actividades se trasladó a San Diego. 
Sin embargo, la distancia de uno a otro edificio provocó un 60% de bajas ya que al salir tarde, tenían que ir de noche caminando y al final, el responsable, Juan Iglesias, explica, que no compensaba pagar a un monitor para dar clases a dos o tres personas. Es por eso que en la reunión del 23, la junta directiva decidirá qué hacer sobre el nuevo curso. 

Sin opciones
En principio, su responsable descarta la posibilidad de volver a ocupar las dependencias de San Diego porque sería seguir perdiendo alumnos. El Fórum tampoco es factible, según les dijeron en el Ayuntamiento porque está saturado así que “si no se hacen en el parque Europa, saldremos a la calle”. 
Y es que desconocen las intenciones de Justicia Social porque no recibieron ninguna notificación y “esto es peor que un parto”, solo una llamada de la asesora de la concejala que les comunicó la supresión de una sesión de sevillanas porque necesitaban el local, y que al final ni se llegó a celebrar: “Primero no empezaban porque la actuación no estaba licitada ni presupuestada, pero ahora que está aprobada no sabemos lo que ocurre”. 
No ven a nadie trabajando en el centro, que sufre filtraciones de agua y se cayeron “piedrecitas” del falso techo. Además, a esto se le une que 2018 es el 25 aniversario y “saben que en septiembre nos reunimos para planificar la programación que empieza en octubre”. l