• Domingo, 04 de Diciembre de 2016

Los bomberos retiran uno de los nidos de avispa velutina más grandes hallados en la ciudad

Los propios bomberos reconocen que el nido de avispa velutina hallado ayer en Mesoiro es uno de los más grandes retirados jamás por este servicio de emergencias municipal.

Los bomberos retiran uno de los nidos de avispa velutina más grandes hallados en la ciudad
Los bomberos retiran el nido	 bombeiroscoruña
Los bomberos retiran el nido bombeiroscoruña

Los propios bomberos reconocen que el nido de avispa velutina hallado ayer en Mesoiro es uno de los más grandes retirados jamás por este servicio de emergencias municipal. El avispero, situado en unas ramas de árbol, fue retirado pasadas las tres de la tarde de ayer por bomberos vestidos con trajes protectores, en previsión de que los insectos se volvieran agresivos.
Para llevarla a tierra, fue necesario serrar la rama que lo sostenía, y se calcula que debía tener casi medio metro de diámetro. Una vez en tierra, introdujeron el avispero en una bolsa de plástico a la espera de eliminarlo. “Vamos a quemarlo para garantizar que las larvas no eclosionen”, explicaron fuentes del parque de A Grela.
La llega del frío invernal aletarga a las avispas asiáticas, así que ya no están activas, por eso ayer se pudo actuar cuando todavía había luz solar. Lo normal es que se comprueben y localicen los nidos durante el día y se aguarde a que se haga de noche y todos los insectos hayan regresado a su nido. De lo contrario, se dispensar y forman nuevas colonias, con lo que el problema empeora

por toda la ciudad
En lo que va de año, los bomberos coruñeses han tenido que retirar cerca de una veintena de avisperos de esta especie invasora, algunos en pleno casco urbano, en puntos como la Ciudad Vieja, Feáns, Os Mallos, Adormideras, As Rañas, A Zapateira, A Pasaxe... Algunas fuentes apuntan a que incluso prefiere la ciudad al campo porque en ese entorno hay menos insecticidas. P
Aunque el sobrenombre de avispa “asesina” que se da a estos insectos causa temor entre el público por la posibilidad de ser víctima de sus aguijonazos, desde la Consellería de Medio Rural aseguran que no existe ningún peligro para la población, puesto que la velutina no es más agresiva con el ser humano de lo que puede serlo la avispa común (nombre científico Crabro), excepto si se es alérgico.
El verdadero problema es la amenaza que representan para las abejas, que son su principal fuente de alimento. Por otro lado, el insecto es bastante fácil de diferenciar. Las asiáticas tienen las patas marrones y el cuerpo mucho más oscuro.