• Sábado, 25 de Noviembre de 2017

Los bomberos retiran ya una media de cuatro nidos de velutina al día

La bajada de las temperaturas estos días, que anuncia la proximidad del otoño, suele provocar en las avispas una frenética actividad para tratar de acumular suficiente alimento para pasar el invierno, de ahí que se vea a estos insectos zumbando en torno a cualquier resto de comida.

Los bomberos retiran ya una media de cuatro nidos de velutina al día
Todos los municipios del área, como Culleredo, también están luchando contra esta plaga | pedro puig
Todos los municipios del área, como Culleredo, también están luchando contra esta plaga | pedro puig

La bajada de las temperaturas estos días, que anuncia la proximidad del otoño, suele provocar en las avispas una frenética actividad para tratar de acumular suficiente alimento para pasar el invierno, de ahí que se vea a estos insectos zumbando en torno a cualquier resto de comida. Pero la llegada de la avispa asiática ha convertido este suceso estacional en un problema. A día de hoy, los bomberos retiran una media de cuatro nidos de velutinas al día, según fuentes del parque de A Grela. 
“Normalmente esperamos hasta la noche. Hoy (por ayer), tenemos dos casos. Los examinamos durante el día y los retiramos después”, explican. Los bomberos acudieron ayer a una gasolinera situada en el polígono de Someso y a la calle Catecismo, en Castro de Elviña, donde otro avispero había aparecido en el cerramiento de un centro escolar.
Una vez retirados, en muchos casos con la ayuda de una autoescalera, los nidos, que pueden llevar a tener un metro de diámetro, son destruidos aprovechando que los insectos se encuentran todavía en su interior. Desde que aparecieron estos molestos invasores, hace ya varios años, los bomberos se han ido acostumbrando a enfrentarse a ellos. “Tenemos un compañero que ya es un experto”, aseguran. 
Medio Ambiente 
Ya a comienzos de la temporada, en julio, los bomberos coruñeses tuvieron que enfrentarse a una gran cantidad de llamadas. “Normalmente avisan al Ayuntamiento, que se lo pasa a la Concejalía de Medio Ambiente. Ellos hablan con nosotros”, explican los servicios de emergencia. En ese entonces, los bomberos retiraban nidos de avispas asiáticas a un ritmo de tres por día. En realidad, en ese momento se trataba de nidos primarios, de carácter transitorio, que las avispas creaban para refugiarse a la espera de poder formar grandes colmenas en torno a una reina. 
A punto de acabar la temporada de velutina, todo parece indicar que la especie invasora sigue firmemente asentada en A Coruña, igual que en muchos municipios limítrofes, a pesar de los esfuerzos de las autoridades para erradicarla. Los servicios de emergencia apuntan a que no será posible eliminar por completo nunca, y que solo cabe mantener campañas de prevención que limiten su número y eviten que se expandan. l