• Sábado, 16 de Diciembre de 2017

El BNG alerta de que los recortes en Sanidad afectan a 12.000 inmigrantes

Los nacionalistas consideran que la población inmigrante está desasistida desde el punto de vista sanitaria y por eso han presentado una moción pidiendo que se garantice el acceso a la atención médica, sin importar si están regularizados o no.

El BNG alerta de que los recortes en Sanidad afectan a 12.000 inmigrantes
Rubén Sánchez, María Xosé Bravo y Nicanor Acosta, frente al registro de María Pita
Rubén Sánchez, María Xosé Bravo y Nicanor Acosta, frente al registro de María Pita

Los nacionalistas consideran que la población inmigrante está desasistida desde el punto de vista sanitaria y por eso han presentado una moción pidiendo que se garantice el acceso a la atención médica, sin importar si están regularizados o no. Hasta el registro municipal se desplazaron los miembros del Foro Galego de Inmigración Rubén Sánchez y Nicanor Acosta, así como la concejala María Xosé Bravo, para pedir al gobierno local que se pronuncie contra esta norma que afecta a 12.000 personas en la ciudad.
Bravo denuncio el recorte drástico en atención sanitaria, “especialmente grave no caso das mulleres vítimas de violencia de xénero e das vítimas de trata e máis  persoas como a tuberculose, a diabete ou o sida”. Según los representantes del Foro Galego de Inmigración, ya se han encontrado en A Coruña con casos de personas, como mujeres embarazadas, a las que se les ha negado la atención sanitaria o a las que se les está cobrando por ella.
Por su parte, Bravo aseguró que esta clase de medidas tienen un gran impacto sobre las personas, vulnerando sus derechos fundamentales, y recordó que no están solos en su oposición a esa situación que surgió como consecuencia del Real Decreto 16/2012. Entre otros organismos, citaron al comité de derechos económicos, sociales y culturales de Naciones Unidas, que recomendó al Gobierno “una reforma sanitaria adoptada que non limite o acceso das persoas que residen no Estado aos servizos de saúde, calquera que sexa a súa situación legal”.

aumento de prejuicios
Tampoco es la primera vez que el Bloque presenta una iniciativa en este sentido, aunque en la mayor parte de los casos han ido dirigidas a la Xunta, dado que el gobierno autonómico tiene las competencias sanitarias. Pero más allá de los criterios estrictamente médicos, al BNG le preocupan las consecuencias que pueda tener a nivel social, porque considera que los recortes pueden acentuar los prejuicios y estigmas sobre el colectivo inmigrante, y fomentar los comportamientos xenófobos dentro de la sociedad.
Aunque las personas que lo necesiten serían atendidas en Urgencias, esta atención no sustituye a la que ofrece un seguimiento médico que puede evitar que el estado de un paciente empeore. Existen alternativas dispuestas por la Xunta, como el Programa Galego de Protección Social a Saúde Pública, pero desde el Foro Galego de Inmigración denuncian que los trámites burocráticos son tan complejos que en muchos casos imposibilitan la atención sanitaria, y solo son accesibles a personas con sus situación regularizada. n