• Martes, 12 de Diciembre de 2017

El Banco de Alimentos Rías Altas llega a los 410.000 kilos solidarios en la Gran Recogida

Fueron 4.000 personas las que vistieron un peto azul el viernes y el sábado pasados. Desde Ortigueira a Mazaricos, se distribuyeron a lo largo de la geografía coruñesa y, en concreto, en 160 supermercados.

El Banco de Alimentos Rías Altas llega a los 410.000 kilos solidarios en la Gran Recogida
Un grupo de voluntarios se reunieron el domingo en la Torre en representación de los 4.000 totales
Un grupo de voluntarios se reunieron el domingo en la Torre en representación de los 4.000 totales

Fueron 4.000 personas las que vistieron un peto azul el viernes y el sábado pasados. Desde Ortigueira a Mazaricos, se distribuyeron a lo largo de la geografía coruñesa y, en concreto, en 160 supermercados. En grupos de dos o tres y a la entrada, con varios carritos a mano, animaron a los compradores a dejar kilos solidarios para la Gran Recogida del Banco de Alimentos.
Y lo consiguieron, porque al final de la partida, la ONG sumó más de 410.000 kilos a sus estanterías, de productos no perecederos, alimentos y también material de aseo que repartirán en los próximos días a familias sin recursos. Desde la organización, agradecieron uno a uno por mail la respuesta recibida que, “como se viene repitiendo cada año, fue espectacular”.

Recuerdan la labor de los 4.000 informando, convenciendo y recogiendo alimentos durante dos jornadas, donde invadieron las ciudades y los pueblos de petos azules. Todo el esfuerzo se traduce en una cifra estimada de 410 toneladas, que irán llegando poco a poco a los almacenes, donde en las próximas semanas “se clasificarán y se contarán con exactitud para tener el número más definido”. Desde Balrial, aseguran que sin ellos, “sería imposible estar en todos los puntos de recogida”.
Insisten también en que ese ejército de voluntarios tan dispar en ideología, creencias, edad, sexo, situación laboral, civil, cultura y nivel económico, tiene el denominador común de que todos están “unidos y trabajando al unísono para la misma causa y con un mismo objetivo, recaudar el mayor número de kilos de alimentos posible para las personas más desfavorecidas”.
Es por eso que las gracias se extienden a Bomberos, Ejército, Protección Civil, deportistas, sindicatos, empresas, colegios, institutos de Secundaria, Formación Profesional, Universidades, asociaciones religiosas, culturales, juveniles, de discapacitados, moteros y voluntarios de otras organizaciones.