• Martes, 17 de Octubre de 2017

Los bajos comerciales de los barrios readaptan sus precios al mercado

Una gran parte de los locales comerciales de la periferia experimentan en estos meses una revisión de precios ante la recomendación de profesionales del sector del alquiler. Esta decisión de los propietarios está ayudando a conseguir arrendadores

Los bajos comerciales de los barrios readaptan sus precios al mercado
Los propietarios han tenido que ajustar sus demandas por la proliferación de bajos en alquiler | patricia g. fraga
Los propietarios han tenido que ajustar sus demandas por la proliferación de bajos en alquiler | patricia g. fraga

Una gran parte de los locales comerciales de la periferia experimentan en estos meses una revisión de precios ante la recomendación de profesionales del sector del alquiler. Esta decisión de los propietarios está ayudando a conseguir arrendadores en algunos bajos de los barrios, si bien desde el Colegio de Administradores de Fincas de Galicia advierten de que, a priori, la dinámica de ocupación de hace unos años nunca volverá a ser la misma.
Muchos coruñeses que tienen bajos comerciales en propiedad se han visto obligados a rebajar los alquileres mensuales para conseguir ocupar esos espacios cuando el consumo todavía es limitado y el centro tira. Es lo que cuentan muchos propietarios, que han sido aconsejados desde las inmobiliarias para que elijan una renta más baja en vez de tener los inmuebles parados en el mercado. Este cambio de mentalidad se da, sobre todo, en las zonas más alejadas de los Jardines.
La vicepresidenta del Colegio de Administradores de Fincas de Galicia, Carmela Lavandeira, reconoce que esta es una circunstancia que se está registrando en algunos casos, aunque avisa de que habrá un cambio de uso de esos espacios en un futuro no muy lejano. En todo caso, insiste en que las rebajas son fuera del núcleo más céntrico de la ciudad.
“En la zona centro, en la plaza de Lugo, se rifan los locales y no hay y en el entorno por un precio razonable se alquilan sin problema”, cuenta, aludiendo a cuotas que rondan los 2.000 euros.
Si bien es cierto que otros profesionales están recomendando esa bajada de las expectativas en las rentas, la representante de los Administradores de Fincas tiene clara otra realidad. “Alquilar en el resto de la ciudad no es lo mismo y en los barrios ni se alquila ni creo que se vuelva a hacer como antes porque hay un cambio de mentalidad y de fórmula”, dice.
Lavandeira reflexiona sobre el camino que tendrán que seguir los propietarios para mantener un ingreso en un momento en el que todos los consumidores tienden a desplazarse a las grandes superficies o al centro de A Coruña para hacer sus compras “en puntos estratégicos”.
“En ciudades europeas esos locales ya se están dedicando a viviendas y tenderemos a lo mismo porque es un cambio global; en los barrios no va a haber de todo en cada esquina, como también están haciendo los bancos”, avanza sobre el futuro inmobiliario.