• Domingo, 04 de Diciembre de 2016

El Ayuntamiento presupuesta solo 200.000 euros para reparar la cubierta del estadio de Riazor

El Gobierno local tiene previsto incluir en el presupuesto del próximo año una partida de 200.000 euros para la reparación de la cubierta del estadio de Riazor. 

El Ayuntamiento presupuesta solo 200.000 euros para reparar la cubierta del estadio de Riazor
Rosa Gallego lamenta el retraso en la obra	pedro puig
Rosa Gallego lamenta el retraso en la obra pedro puig

El Gobierno local tiene previsto incluir en el presupuesto del próximo año una partida de 200.000 euros para la reparación de la cubierta del estadio de Riazor. Desde el Partido Popular alegan que esta cantidad solo da para la redacción del nuevo proyecto, por lo que creen que hasta 2020 no concluirán los trabajos en el recinto.
“Teniendo en cuenta que los plazos para la licitación de la redacción del proyecto, su adjudicación y la elaboración del documento rondan los ocho meses, la licitación de la nueva obra no se podrá realizar como mínimo hasta finales de 2017 o 2018”, asegura la portavoz popular Rosa Gallego.
Desde la formación señalan que esta rehabilitación conlleva un proceso previo muy laborioso, ya que “hay que añadir la redacción de los pliegos de la obra, los informes técnicos municipales necesarios y la dotación la partida presupuestaria, que no está recogida para el próximo año”. Rosa Gallego recuerda que el alcalde, Xulio Ferreiro, había anunciado que para realizar la reparación sería necesario una partida “con un importe superior a los 2,6 millones de euros del contrato adjudicado por el PP y anulado por la Marea” tras llegar a un acuerdo con Dragados.
La portavoz asegura que el tiempo necesario para licitar y adjudicar un contrato de ese calibre “ronda los ocho o nueve meses”, mientras que “el plazo de ejecución de la obra del contrato anulado era de 24 meses”, de manera que cree que la cubierta no estará lista hasta 2020.
Por ello, Rosa Gallego califica el modo de actuar de Xulio Ferreiro como una “estafa al deportivismo” ya que la reforma se retrasará “al menos tres años” después de acordar con la adjudicataria la rescisión del contrato que habían establecido los populares durante el anterior mandato y que preveía el final para el próximo año.