• Miércoles, 13 de Diciembre de 2017

El Ayuntamiento perdió 26 millones de euros en ayudas en el último año

El Gobierno municipal perdió 26 millones de euros en ayudas de diversa procedencia en el último año principalmente debido a que sus solicitudes no se correspondían con los requisitos estipulados por los órganos encargados de concederlas.

El Ayuntamiento perdió 26 millones de euros en ayudas en el último año
Los fondos de las ARI son para la rehabilitación de viviendas | pedro puig
Los fondos de las ARI son para la rehabilitación de viviendas | pedro puig

El Gobierno municipal perdió 26 millones de euros en ayudas de diversa procedencia en el último año principalmente debido a que sus solicitudes no se correspondían con los requisitos estipulados por los órganos encargados de concederlas. Smart City, la Estrategia Integrada de Desarrollo Urbano Sostenible (Eidus) y las Áreas de Rehabilitación Integral (ARI) son los programas de los que no la Marea no consiguió el dinero. 
El primer rechazo se produjo justo hace un año con Smart City, que son ayudas para la aplicación de nuevas tecnologías. En 2012, el anterior equipo de gobierno había logrado 11,57 millones de euros para financiar catorce proyectos.
Las páginas web municipales, la instalación de cámaras para el control del tráfico en zonas peatonales o las mejoras en el suministro de agua fueron algunos de los proyectos en los que se invirtieron estos fondos.
Mientras, el Ministerio de Industria publicó en agosto del año pasado las iniciativas seleccionadas para contar con estas ayudas, entre las que volvió a figurar A Coruña. Sin embargo, en esta ocasión a través del proyecto “Plataforma de Gobierno Abierta, Colaborativa e Interoperable”, que se llevará a cabo con Zaragoza, Santiago y Madrid. La cantidad destinada a ello fueron 2,1 millones de euros, a repartir.

Los Eidus
El segundo revés llegó en octubre del año pasado cuando se conocieron los resultados de la primera convocatoria de los fondos Eidus, en la que A Coruña optaba a quince millones de euros pero se quedó fuera del reparto de 83 millones que hubo en Galicia. El proyecto realizado en solitario por la Marea no alcanzó los requerimientos mínimos solicitados por el Ministerio de Hacienda, encargado de distribuir estas ayudas europeas.
Después de recibir fuertes críticas por el suspenso, de crear una comisión junto a las formaciones de la oposición y de acudir a Madrid para reunirse con miembros del Ministerio, el Gobierno municipal se presentó a la segunda convocatoria, en la que finalmente logró los quince millones de euros solicitados.
Estos fondos se destinarán a 22 actuaciones a desarrollar hasta 2023 y divididas en cuatro grupos: mejorar la participación ciudadana por medio de las Tecnologías de la información y la Comunicación (TIC); la movilidad; la adecuación de espacios públicos, patrimonio y medio ambiente; y la atención a personas en riesgo de exclusión social.
A pesar de que los fondos comunitarios se consiguieron en la segunda convocatoria, el hecho de haber quedado fuera de la primera supuso que la ciudad no pudiese optar de nuevo a esta cantidad. En caso de haberlos recibido en el intento inicial, no podría haberse presentado en solitario, pero sí podría hacerlo junto a otros organismos como el Consorcio das Mariñas o similares. 
Esta estrategia fue utilizada por otros ayuntamientos, que después de lograr en la primera convocatoria los fondos en solitario, en la segunda ocasión lo hicieron junto a otros entes de su entorno metropolitano.
El último revés para el Gobierno municipal en este aspecto llegó esta misma semana, cuando se publicaron las ayudas para las Áreas de Rehabilitación Integral que concede la Xunta.
En este caso, el Ayuntamiento consiguió poco más de un millón de euros (1.042.000) para la rehabilitación de la cuarta fase del barrio de Os Mariñeiros y de la primera de Elviña.
Sin embargo, el Gobierno municipal intentaba conseguir 1,6 millones de euros a mayores a través de estas ayudas cofinanciadas entre la administración autonómica y el Ministerio de Fomento. 

Palavea y casco histórico
El Ayuntamiento había pedido también la inclusión en la línea de ayudas de la cuarta fase de las viviendas de Santa Cristina, en Palavea, y del Casco Histórico (Ciudad Vieja y Pescadería). 
Ambas zonas no fueron agraciadas con fondos para su rehabilitación ya que el Gobierno municipal cursó sendas solicitudes para la reurbanización de estos barrios, mientras que el objeto de estas ayudas consiste en restaurar viviendas.
En la Xunta reconocieron que las peticiones presentadas desde María Pita no se ajustaban a los requisitos por los que se rigen las convocatorias. El delegado autonómico en la provincia, Ovidio Rodeiro, lamentó que la ciudad no contase con más fondos “por formular mal a solicitude”.
A Coruña recibió apenas un millón de euros por medio de estas ayudas para la rehabilitación de Elviña y Os Mariñeiros, lo que supone menos dinero que el conseguido por otras de las grandes ciudades gallegas.
Según la Xunta, A Coruña fue la ciudad de la provincia que menos fondos recibió. Tanto Santiago como Ferrol obtuvieron más de 1,4 millones de euros para distribuir entre varios barrios de sus términos municipales.
Mientras, Ourense consiguió la misma cantidad que la otorgada a Santiago y a Ferrol. Por su parte, Vigo obtuvo para sus Áreas de Rehabilitación Integral un total de 1,3 millones de euros.