• Sábado, 25 de Noviembre de 2017

El Ayuntamiento manda reducir a chatarra cada año alrededor de doscientos vehículos

Cada año, la Concejalía de Movilidad manda que una media de 200 vehículos sean entregados a la prensa hidráulica y reducidos a chatarra. En contra de lo que pudiera parecer, no se trata solo de coches abandonados que los policías locales hayan encontrado realizando su ronda o los vecinos hayan denunciado por estar aparcados con las ruedas deshinchadas en sus calles: en la gran mayoría de los casos (75%), se trata de vehículos que han acabado en el depósito municipal tras ser retirados por haber cometido una infracción, como mal aparcamiento, o porque se han visto implicados en un accidente.

El Ayuntamiento manda reducir a chatarra cada año alrededor de doscientos vehículos
El depósito municipal se encuentra en O Martinete | quintana
El depósito municipal se encuentra en O Martinete | quintana

Cada año, la Concejalía de Movilidad manda que una media de 200 vehículos sean entregados a la prensa hidráulica y reducidos a chatarra. En contra de lo que pudiera parecer, no se trata solo de coches abandonados que los policías locales hayan encontrado realizando su ronda o los vecinos hayan denunciado por estar aparcados con las ruedas deshinchadas en sus calles: en la gran mayoría de los casos (75%), se trata de vehículos que han acabado en el depósito municipal tras ser retirados por haber cometido una infracción, como mal aparcamiento, o porque se han visto implicados en un accidente.
Pasados cerca de dos meses en el depósito de O Birloque sin que nadie los reclame, la grúa los lleva de nuevo a su destino final. En 2015 se alcanzó la cifra de 228 coches que desde O Martinete se enviaron al desguace, pero la media es algo más baja. El año pasado fueron 141. En 2014, 181. Eso sin contar con los que fueron abandonados en la vía pública, y que también se lleva la grúa, unos cuarenta al año. Teniendo en cuenta que la grúa municipal retiró 5.137 vehículos en 2016, la proporción de coches achatarrados es de 3,5%. Según fuentes municipales, la razón de esta práctica es puramente económica: “El espacio del depósito es limitado y valioso, y guardar esos coches supone un gasto”.
Una tasa de 31 euros al día 
De hecho, ese es parte del problema: si el propietario de un coche se demora demasiado en recuperarlo, es muy fácil que decida que le sale más a cuenta no hacerlo, sobre todo si se trata de un vehículo viejo o de segunda mano, o está muy dañado. Porque hay que recordar que la tasa de estancia en el depósito de O Martinete es una de las más caras del país: 31 euros al día. 
Automovilistas Europeos Asociados (AEA) lo denunciaba a principios de agosto. De hecho, de todas las capitales de provincia, solo San Sebastián supera esa suma, con 33,02 euros por día. El presidente de AEA, Mario Arnaldo, reconoció que les sorprendió lo exagerado de la tasa cuando realizaron la tabla: “Nos llamó la atención que los costes estén tan disparados”.
Arnaldo recuerda que las autoridades tienen la obligación de alertar al afectado (artículo 105 de la Ley de Tráfico) de que su vehículo está en O Martinete. “Porque si no, con ese precio va a tener que pedir un crédito para pagarlo”, comenta. Pero si no ha sido apercibido, entonces el infractor solo tiene que pagar las primeras 24 horas, sin importar el tiempo que haya transcurrido.
Según las estadísticas municipales, cada vez son menos los vehículos que la grúa se lleva al depósito. En los últimos años, esta tendencia descendente se ha ido moderando, pasando de 8.000 vehículos en 2013 a 7.432 en 2014, a 5.744 en 2015 y llegando a los 5.317 del año pasado. De todos modos, el número de coches que acaban en la trituradora es más estable. l