• Domingo, 19 de Noviembre de 2017

El Ayuntamiento descarta su plan de remunicipalización de las bibliotecas

El Gobierno municipal planea establecer un contrato puente para internalizar al personal de las bibliotecas, descartando así la posibilidad de remunicipalizar el servicio.

El Ayuntamiento descarta su plan de remunicipalización de las bibliotecas
La biblioteca de la Sagrada Familia es una de las inmersas en el proceso de internalización | patricia g. fraga
La biblioteca de la Sagrada Familia es una de las inmersas en el proceso de internalización | patricia g. fraga

El Gobierno municipal planea establecer un contrato puente para internalizar al personal de las bibliotecas, descartando así la posibilidad de remunicipalizar el servicio. Este sería un paso intermedio antes de que los trabajadores se fuesen integrando paulatinamente en la Empresa Municipal de Vivienda Servicios y Actividades (Emvsa).
Esta fue la idea que el director del área de Cultura trasladó a los representantes del comité de trabajadores durante un encuentro a principios de este mes. Así, es la única alternativa que se maneja por parte del Gobierno local frente a la imposibilidad de continuar con el proceso de remunicipalización.
El contrato puente que el Gobierno local prevé sacar a concurso contará con un total de 2.000 horas que se irían reduciendo de manera progresiva según se produzca la incorporación de los trabajadores a Emvsa. Este paso intermedio dotaría al proceso de una mayor seguridad legal mientras no se completa.
La previsión desde María Pita es que se mantenga a todos los empleados afectados, alrededor de 60 y pertenecientes a los centros de Os Rosales, Sagrada Familia, Fórum, Ágora y la Infantil y Juvenil de Durán Loriga. Estos se dividirían en dos categorías, técnicos y auxiliares, reduciendo el tipo de empleados actuales.
Además, tanto las direcciones de los centros como los servicios centrales serían asumidos por parte de funcionarios, de manera que se salvaguarden los aspectos señalados por el secretario del Ayuntamiento como no favorables. Esto provocaría un aumento en el número de directores, ya que actualmente existen seis, mientras que con este nuevo panorama pasarían a ser ocho y así cubrir las direcciones de cada una de las bibliotecas. Cabe recordar que las de Monte Alto, Castrillón y Estudios Locales ya funcionan bajo gestión directa municipal, por lo que no se verían afectadas.
La intención de la Marea es que esos dos nuevos puestos se cubran a través de ofertas de empleo público, aunque este proceso todavía no está demasiado claro y queda por definir si podrían ser cubiertos a través de promociones internas u otras personas que sean poseedoras de la titulación requerida. Desde el comité de empresa se formularon algunas cuestiones durante la reunión. Una de ellas versaba sobre la necesidad de realizar un contrato puente si ya está decidido que el personal será absorbido por parte de una empresa municipal o sobre los cambios en la estructura de la plantilla cuando sería posible mantenerlo tal y como está en la actualidad.

A la espera
Después de este encuentro celebrado a comienzos de mes, el comité de empresa explicó a los trabajadores que están a la espera de que el Gobierno local les explique la razón por la que se decidieron por este nuevo camino ya que en su opinión no existe ninguna motivación que lo justifique a nivel técnico.
Además, se trataron otros asuntos como una reducción de jornada durante el periodo estival. El Consistorio se mostró abierto a esta petición, aunque instó a celebrar una reunión en la que esté también la concesionaria. También se pidieron horas para acceder a formación. l