• Viernes, 20 de Octubre de 2017

Una avería en las obras de Linares Rivas provoca un nuevo embotellamiento

En principio, debían acabar ayer las obras en Linares Rivas que traen de cabeza a los conductores que, cada mañana, acceden al centro de la ciudad desde la avenida de Alfonso Molina, pero una avería de madrugada provocó un retraso en el plan de trabajo.

Una avería en las obras de Linares Rivas provoca un nuevo embotellamiento
El embotellamiento volvió a marcar la hora punta en la avenida | patricia g. fraga
El embotellamiento volvió a marcar la hora punta en la avenida | patricia g. fraga

En principio, debían acabar ayer las obras en Linares Rivas que traen de cabeza a los conductores que, cada mañana, acceden al centro de la ciudad desde la avenida de Alfonso Molina, pero una avería de madrugada provocó un retraso en el plan de trabajo, además de nuevos embotellamientos, así que se espera que la obra llegue a su término durante la jornada de hoy.
Los atascos llegaron a alcanzar el desvío a la ronda de Outeiro durante la hora punta, lo que obligó a destacar al lugar agentes municipales para que trataran de gestionar el tráfico. Según fuentes municipales, la avería se había dado en una de las máquinas asfaltadoras durante la madrugada, por lo que fue imposible dejar el firme en condiciones y pintar la señalización horizontal a tiempo.
 

Trabajo nocturno
Como Linares Rivas es una de las arterias que soporta más tráfico, las obras suponen un problema grave para la circulación, que el Ayuntamiento ha tratado de minimizar manteniendo el trabajo en horario nocturno, con las consiguientes molestias para los vecinos, que se quejan que el ruido de la maquinaria no les permiten conciliar el sueño.
Si se cumplen las previsiones, mañana Linares Rivas se librará de las complicaciones que sufre desde el 26 de septiembre, cuando comenzaron las obras de la reposición del pavimento aglomerado asfáltico que se está reforzando en el carril derecho en el sentido entrada (por el que circulará el autobús metropolitano) para aumentar su resistencia. También se regularizará la pendiente de la calzada hacia la derecha para evitar la acumulación de agua.