• Jueves, 23 de Marzo de 2017

Una avería deja once horas sin agua a cuatro bloques de Liaño Flores

La rotura de una tubería convirtió Monasterio de Caaveiro en escenario de una riada debido a dos focos que sobre las siete y media de la mañana comenzaron a emanar agua hacia la calle.

Una avería deja once horas sin agua a cuatro bloques de Liaño Flores
El incidente se produjo en la conexión de la tubería del barrio con la de Monasterio de Caaveiro	patricia g. fraga
El incidente se produjo en la conexión de la tubería del barrio con la de Monasterio de Caaveiro patricia g. fraga

La rotura de una tubería convirtió Monasterio de Caaveiro en escenario de una riada debido a dos focos que sobre las siete y media de la mañana comenzaron a emanar agua hacia la calle. La avería hizo que este vial de O Ventorrillo amaneciese con la calzada inundada, lo que activó la alarma tanto de Bomberos, Policía Local como de técnicos de Emalcsa, que comprobaron minutos más tarde que se trataba de una incidencia en la conexión principal del barrio con la cañería que abastece a Monasterio de Caaveiro. 
La empresa municipal de aguas se vio obligada a cortar el servicio pasadas las ocho de la mañana para reparar el canalón, mientras que los agentes de la Local intervinieron para cerrar el tráfico rodado y obligar a los propietarios de los vehículos estacionados a retirarlos del perímetro. Se localizó el punto exacto de la rotura y los técnicos realizaron un boquete para atajar el problema. 
Por culpa de estos trabajos, quedaron sin agua cuatro bloques situados en torno a la calle de Liaño Flores durante once horas. Hasta allí también se desplazaron también los Bomberos para reforzar al cuerpo policial y acordonar la zona. 
Durante toda la mañana y parte de la tarde estuvieron tratando de arreglar un incidente que dejó de serlo sobre las seis cuando los hogares afectados recuperaron el suministro, según Emalcsa. El suceso supuso también episodios de turbidez y no solo en el barrio. En Meicende, los vecinos se encontraron que de sus grifos brotaba agua con restos de tierra.  Por otra parte, el tramo de pavimento perforado quedó cerrado ayer y los daños ocasionados por la presión del agua en la carretera se comenzarán a reparar mañana. Hoy seguirá cortado al tráfico en el trozo de Monasterio de Caaveiro, que va entre Monasterio de Bergondo y Liaño Flores. Emalcsa aprovechará las obras para sustituir las tuberías de fibrocemento por otras de fundición dúctil, más resistentes a las roturas. n