Los arrestos del 092 por violencia de género se dispararon en lo que va de año

Desde que comenzó el año, los agentes municipales han practicado numerosas detenciones de sospechosos de violencia de género. De hecho, este tipo de actuaciones se han disparado con respecto a 2015, último año del que se tienen estadísticas oficiales.

Los arrestos del 092 por violencia de género se dispararon en lo que va de año
 Agentes de la Policía Local durante una manifestación de repulsa contra la violencia de género celebrada en la plaza de María Pita | pedro puig
Agentes de la Policía Local durante una manifestación de repulsa contra la violencia de género celebrada en la plaza de María Pita | pedro puig

Desde que comenzó el año, los agentes municipales han practicado numerosas detenciones de sospechosos de violencia de género. De hecho, este tipo de actuaciones se han disparado con respecto a 2015, último año del que se tienen estadísticas oficiales. En ese ejercicio se detuvo a 25 sujetos por este motivo, mientras que en lo que va de 2017 ya se ha llegado a los 16, si se cuentan todos los incidentes en los que era una pareja o una expareja que agredió o intentó agredir a la mujer, según fuentes municipales.

Por lo menos en media docena de casos, el agresor era ya expareja de la víctima y por lo menos en uno, con una orden de alejamiento, aunque también se dan casos excepcionales, como una mujer que fue agredida por su exmarido pero con el que todavía convivía en el domicilio familiar a la espera de que se fuera. En la mayor parte de los casos, las agresiones vienen precedidas de una fuerte discusión, pero en otros casos el sospechoso atacó a su pareja sin que mediara ningún aviso. Eso fue lo que ocurrió a principios de febrero, cuando fue detenido un sujeto que cortó en la cara a su expareja con una botella de cristal, cuando se la encontró durante una noche de fiesta.

Apuñalamiento
En por lo menos dos ocasiones, en el delito se emplearon armas blancas, como el 18 de febrero en Andrés Gaos, en el que un hombre empuñó un cuchillo en un bar contra la nueva pareja de su anterior mujer y esta, con la que había mantenido una fuerte discusión ante testigos. Pero el incidente más grave con un arma blanca había tenido lugar días antes, cuando un septuagenario le clavó un cuchillo en el hombro a su mujer cuando esta le anunció que pensaba abandonarlo. Fue en el número 22 de la calle de O Castrillón. Tras acuchillarla una sola vez, la dejó escapar sin más. La víctima recibió la ayuda de sus vecinos que alertaron a las autoridades de lo que ocurría. En un tercer caso, el presunto agresor acudió cuchillo en mano a la casa de una amiga donde se había refugiado su pareja, en Os Mallos, y al no encontrarla, la amenazó a ella y a su hijo menor de edad antes de ser arrestado.

Desde noviembre
Fuentes del Cuerpo municipal señalan que el incremento en el número de llamadas por violencia de género no comenzó este año, sino el noviembre pasado. El punto de inflexión fue, curiosamente, el 25 de noviembre: el Día Internacional contra la Violencia de Género. Buscando una explicación, las autoridades plantean la posibilidad de que se trate de una especie de “efecto llamada” debido precisamente a los actos del Día Internacional de Violencia de Género, que han ayudado a sensibilizar a la ciudadanía sobre esta importante cuestión.

Entre las posibles causas se baraja que antes interviniese más en esos casos la Policía Nacional y ahora lo haga más la Local o que se trate de casos de maltrato que ya existían antes y ahora están saliendo a la luz gracias a las llamadas de los vecinos.