• Domingo, 25 de Septiembre de 2016

El área de Movilidad acumula la mayor cantidad de proyectos paralizados

Dentro del panorama de parálisis general que rodea al Gobierno municipal destaca la situación de la Concejalía de Movilidad, que es la que cuenta con el mayor número de proyectos paralizados por falta de iniciativa propia o por bloqueo de las inversiones propuestas por otras administraciones.

El área de Movilidad acumula la mayor cantidad de proyectos paralizados
La presencia de policías sigue siendo necesaria en La Marina para controlar el acceso de vehículos	javier alborés
La presencia de policías sigue siendo necesaria en La Marina para controlar el acceso de vehículos javier alborés

Dentro del panorama de parálisis general que rodea al Gobierno municipal destaca la situación de la Concejalía de Movilidad, que es la que cuenta con el mayor número de proyectos paralizados por falta de iniciativa propia o por bloqueo de las inversiones propuestas por otras administraciones. Además, las pocas medidas puestas en marcha han provocado críticas tanto de ciudadanos como de la oposición.
La actitud del Ayuntamiento está provocando que grandes proyectos como la remodelación de Alfonso Molina, la construcción de la estación intermodal o el plan de accesibilidad del transporte interurbano al centro de la ciudad estén todavía en el aire o acumulen un retraso importante.
En unos casos por desacuerdos económicos y en otros por diferencias técnicas, el Consistorio ha provocado que los planes del Ministerio de Fomento y de la Xunta retrasen su llegada a la ciudad, con el perjuicio que esto conlleva para los ciudadanos.
Además de estos, la concejalía dirigida por Daniel Díaz Grandío  mantiene en el cajón otras medidas con las que mejorar la movilidad en la ciudad.
Entre estas se encuentra continuar los procesos ya iniciados para reducir el tráfico en dos puntos importantes del centro. Así, no se ha iniciado la segunda fase de peatonalización de la Ciudad Vieja ni de la reurbanización de San Andrés.
Un año y medio después de la llegada de la Marea a María Pita aún se espera la reordenación de las líneas de autobús urbano, proyecto sobre el que apenas existe información.
Tampoco se ha continuado con planes del anterior mandato municipal como el calmado de tráfico en los barrios o el fomento del uso de las motocicletas. La anterior responsable del área de Movilidad, Begoña Freire, fue la encargada ayer de hacer notar  esta situación de parálisis en la concejalía. 
En cuanto a la promoción del transporte público, destacó que tampoco se han llevado a cabo importantes campañas de difusión con el objetivo de fomentar su utilización. Esta situación choca con las declaraciones repetidas en varias ocasiones por parte de diferentes miembros del Gobierno local sobre reducir el número de vehículos privados que circulan diariamente por la ciudad.

sostenibilidad
A pesar de que el Gobierno municipal aseguró desde el principio que la sostenibilidad era una de sus líneas de trabajo en el área de movilidad, apenas se han visto iniciativas que lo puedan refrendar.
Aunque la situación del carril bici metropolitano está desbloqueada, fueron muchos los meses en los que no hubo acuerdo entre el Ayuntamiento y el resto de administraciones para convertir en realidad esta medida, provocando un gran retraso.
Además, no se han instalado nuevas estaciones de BiciCoruña pese a sus buenos números y tampoco se continuó con el Biciregistro, un programa que había dejado preparado el Partido Popular y que apenas requería trabajo para llevarlo a cabo.