• Jueves, 23 de Noviembre de 2017

“En algún caso, el cuidador se hace dependiente de la persona afectada”

“En algún caso, el cuidador se hace dependiente de la persona afectada”
María del Carmen Martínez Pulleiro, una de las fundadoras de la asociación, es en la actualidad su presidenta
María del Carmen Martínez Pulleiro, una de las fundadoras de la asociación, es en la actualidad su presidenta

El alzhéimer es una enfermedad degenerativa cerebral que no conoce de coyunturas económicas: “A medida que los recursos son más reducidos, su efecto se multiplica, tanto en lo que se refiere a la prevalencia como en relación a los costes económicos que supone”, sostiene Martínez Pulleiro. El gasto medio derivado de la atención a una persona con alzhéimer, precisa Afaco, ronda los 30.000 euros anuales.

¿Los recursos sanitarios son suficientes teniendo en cuenta la situación económica que atraviesa España?
Los recursos nunca son suficientes, pero nuestros socios no nos han trasladado que les hayan recortado las ayudas previamente concedidas.

Pero la tesitura de algunas familias sí debe de afectar al enfermo.
Sí, se ven más apretados y demandan más ayudas, puesto que la atención del enfermo a veces pasa por la dedicación de recursos económicos, y que estos se vean mermados puede afectar a la atención y el cuidado del enfermo de alzhéimer.

¿Cuál es el principal reto de futuro de Afaco?
El objetivo de Afaco, como el de todas las entidades, es encontrar la vacuna contra el alzhéimer.  En definitiva, dejar de existir, porque eso significaría que no somos necesarios. Más a corto plazo, lo deseable es que las familias tuvieran todos los apoyos necesarios y la sociedad en general toda la información para poder dar respuesta en cada fase.

Habla usted de información porque el diagnóstico precoz también es clave en el caso del Mal de Alzheimer.
Es clave, pues hasta el propio enfermo puede tomar decisiones sobre su futuro. Los expertos aconsejan dar la información adecuada, por parte de la persona adecuada, con la delicadeza y ternura adecuadas.

¿Cuáles son los primeros síntomas?
Son varios y se suelen dar en todos los casos: falta de memoria reciente, cambio de carácter, apatía, ausencia de iniciativa, e incluso de vocabulario, dificultades en la expresión...

¿Lo estadios se cumplen siempre, en todos los casos?
No necesariamente. En medicina no hay patrones y cada caso es personal e intrasferible, e influye la personalidad previa. No hay enfermos de alzhéimer, sino enfermo de alzhéimer.

¿Qué consejo da usted a las familias con un enfermo?
Que no se aíslen y, sobre todo, que busquen apoyo en su entorno. Pueden necesitar ayuda en algún momento y es bueno que el entorno esté al tanto.

¿Cómo es la relación cuidador-enfermo?
A veces es tan dependiente el enfermo del cuidador como el cuidador del enfermo,  y el familiar debe buscar tiempo para sí mismo. La comunicación con un enfermo con demencia es complicada, y es fundamental que el cuidador establezca comunicaciones con el exterior. n