3:39 h. Miércoles, 23 de julio de 2014

 

Abolicionistas de tauromaquia creen que A Coruña derrotó las corridas en 2013

| Actualizado 17 Diciembre 2013 - 17:15 h.
Vota esta noticia:
Más acciones:
Imagen de una presentación de la plataforma Galicia mellor sen Touradas  / Susy Suarez
Imagen de una presentación de la plataforma Galicia mellor sen Touradas / Susy Suarez

Los colectivos abolicionistas de la tauromaquia "Galicia Mellor Sen Touradas" y "Mocidade pola Abolición" han subrayado hoy que los ciudadanos de A Coruña han derrotado este 2013 la organización de corridas de toros en la ciudad.

Las plataformas piensan que el último año "ha sido positivo para reforzar la posición social" y explican que "afrontarán el próximo con nuevas campañas", a la vez que "exigen al consistorio que rescinda el contrato de explotación" de las corridas de toros.

Tanto la plataforma "Galicia Mellor Sen Touradas" como su colectivo juvenil "Mocidade pola Abolición" sostienen, a través de un comunicado, que se ha "derrotado" a la empresa concesionaria de la actividad tauromáquica, que "solo fue capaz de vender el veinte por ciento del aforo disponible" y "tuvo que recurrir al regalo masivo de entradas para evitar un fracaso todavía mayor".

La respuesta social a las acciones de protesta, una mayor participación e incremento de los grupos de activismo local configuran un futuro esperanzador para el fin de la tauromaquia en A Coruña de la mano de la ciudadanía, que en su amplia mayoría coincide con las reivindicaciones expuestas este último año, aseguran en la nota.

"La ciudadanía -continúan- tiene derecho a decidir si quiere subvencionar o no una actividad de extrema crueldad con los animales y un posible referéndum tendrá lugar, diga lo que diga el consistorio".

También recuerdan que el Valedor do Pobo se mostró recientemente durante un encuentro con una delegación de la Fondation Franz Weber "muy sensible en la defensa de los derechos de la Infancia y en la garantía del Interés Superior de los menores", y por ello trabajará para impedir la presencia de niños en festejos taurinos, entre ellos la feria coruñesa, sostienen las asociaciones abolicionistas.