• Miércoles, 23 de Agosto de 2017

El abandono de la cúpula y del laberinto afean el estado del Monte de San Pedro

El abandono que sufren la cúpula y el laberinto vegetal afean el buen estado en el que se encuentra el resto del Monte de San Pedro, uno de los puntos de la ciudad preferido por los coruñeses para su tiempo de ocio y también un importante reclamo para los turistas.

El abandono de la cúpula y del laberinto afean el estado del Monte de San Pedro
Algunos cristales de la cúpula se encuentran en mal estado | quintana
Algunos cristales de la cúpula se encuentran en mal estado | quintana

El abandono que sufren la cúpula y el laberinto vegetal afean el buen estado en el que se encuentra el resto del Monte de San Pedro, uno de los puntos de la ciudad preferido por los coruñeses para su tiempo de ocio y también un importante reclamo para los turistas.
El laberinto lleva más de un año cerrado a la espera de una recuperación integral. Las estructuras vegetales que lo conforman han perdido buena parte de su densidad y el espacio se encuentra vallado. Sin embargo, esto no impide que algunos visitantes del parque se cuelen por los espacios que quedan libres para meterse en su interior.
El parque se encuentra en buen estado en general, pero esto contrasta con la cúpula que sirve como mirador y que contiene elementos didácticos. Algunos de los cristales que conforman la estructura superior están estallados o son opacos debido a actuaciones que sufrieron.
Las vigas exteriores que sostienen la cristalera muestran los efectos del paso del tiempo y el óxido es una constante. En el interior, la imagen no mejora. Vitrinas vacías, una reproducción de Hércules que antes daba la bienvenida y ya no lo hace, y techos con agujeros. l