Resuelve todas tus dudas acerca del voluntariado internacional

Voluntariado internacional

 Para colaborar con una de estas organizaciones tan solo es necesario tener la voluntad de hacerlo, ya que las maneras abundan

Gracias al voluntariado internacional, las personas que deciden involucrarse en una causa social tienen al mismo tiempo la posibilidad de conocer otras culturas. Se trata de una excelente oportunidad para integrarse en un modo de vida distinto, formando parte de una experiencia que ofrece otra perspectiva sobre el mundo.

Los que toman la decisión de participar en estos programas dan especial importancia al crecimiento y realización que experimentan a nivel personal. Además, es una oportunidad de involucrarse y ganar experiencia con la causa social que más interese al voluntario.

 

Los valores que debes sentir como propios si quieres ser voluntario

No importa que dure solo unas semanas o que se extienda por meses o incluso años. El voluntariado es siempre una experiencia sin igual, que brinda la oportunidad de experimentar y conocer cosas nuevas, como pocas vivencias lo pueden hacer. Se trata de una labor especialmente destinada para quienes tienen un fuerte sentido del desarrollo, la justicia y la igualdad.

No todas las ONG ofrecen la oportunidad de hacer voluntariados y la modalidad de participación puede variar según la organización. Algunas de ellas dan esta posibilidad durante el año entero. Con respecto al tipo de actividad que se puede realizar como voluntario, ésta puede tener relación con proyectos de desarrollo comunitario, educativos, sanitarios, y otros temas como la tecnología, el medioambiente y un largo etcétera de posibilidades.

¡Siéntete parte de un auténtico logro!

Ante todo, el voluntariado constituye para las personas involucradas una vía de participación en la sociedad, mediante organizaciones pertenecientes al tercer sector. Gran cantidad de personas cada año deciden libremente participar en la mejora de su entorno, a través de causas sociales.

Todos y cada uno de los voluntarios de las ONG son protagonistas de los logros y el impacto que se consiguen. Las acciones de voluntariado son uno de los medios más eficaces para contribuir al desarrollo y el éxito de los proyectos humanitarios. Además, generan una conciencia acerca de las posibilidades de construir un mundo mejor entre todos.

¿Quién puede ser voluntario de una ONG?

Para colaborar con una de estas organizaciones tan solo es necesario tener la voluntad de hacerlo, ya que las maneras abundan. Por ejemplo, quienes tengan conocimientos de idiomas pueden prestar su ayuda traduciendo las cartas que se intercambian los padrinos y niños o niñas apadrinados.

Cualquier persona comprometida, y que desee emplear parte de su tiempo en trabajar por una causa solidaria, no tiene más que ponerse en contacto cuanto antes con la ONG elegida. Se trata de un entorno en el que cualquiera que quiera aportar algo, es absolutamente bienvenido siempre.

En muchas ocasiones ocurre que una persona siente el interés de colaborar con una causa solidaria. No importa los antecedentes o experiencia profesional que tengan, sino que consideran que ha llegado el momento de dar un giro a su vida hacia una labor justa.

¿Cómo debe formarse una persona que quiere participar en un voluntariado?

Algunas de las personas que ya han participado como voluntarios, han querido compartir sus experiencias para conseguir que otros se animen a dar el gran paso. Gracias a su experiencia, pueden aconsejar a quienes aún se encuentran indecisos.

En este sentido, en primer lugar, explican cómo saber que se quiere comenzar en el ámbito del voluntariado internacional. Para ello hay que plantearse de qué manera se puede aportar más y qué aptitudes son las más útiles, ya que los perfiles profesionales requeridos son muy diversos. A continuación, habría que analizar el momento, destino y tipo de voluntariado a escoger.

Los ámbitos en los que debes profundizar

Además de lo anterior, se recomienda tener una formación previa, algo que se considera esencial en este ámbito. Tener una carrera universitaria puede ser muy positivo, pero aun en este caso, dichos estudios deberían acompañarse de una formación específica en derechos humanos, infancia, género o cooperación internacional. Formación que aporta una visión teórica que posteriormente ayuda a comprender el papel a desempeñar en el terreno elegido, o la forma más adecuada de llevarlo a cabo.

A la pregunta de qué se puede encontrar un voluntario que no está bien preparado, se ha resaltado que el voluntario internacional tiene que concienciarse acerca de las dificultades que va a encontrarse en el terreno, y que serán parte de su experiencia.

Se trata de aspectos con los que muchas personas no suelen estar tan familiarizados, y que van desde los cuidados que deben tenerse en materia de salud, hasta la austeridad en los alojamientos y problemas de comunicación en destinos remotos. El choque cultural es evidente, por lo cual es necesario saber adaptarse a costumbres distintas.

En conclusión, todo aquel que desee colaborar como voluntario de una ONG no tiene más que pensar en una causa con la que se sienta especialmente identificado, elegir una organización acorde a esa motivación, y pensar en qué aspecto puede aportar más a la misma.