Cómo protegernos de los asaltos domésticos

Cómo protegernos de los asaltos domésticos
ladrón
ladrón

De acuerdo al último informe presentado por la Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras (UNESPA), existen en la actualidad más de 1,4 millones de viviendas repartidas en toda la geografía de la Comunidad Valenciana. Esto la sitúa como la tercera región en España con el mercado inmobiliario más dinámico que, además, está en pleno crecimiento.

Por otro lado, la comunidad cuenta con un índice poblacional de 4.96 millones de habitantes, donde Valencia es la ciudad capital y la que reúne el mayor número de habitantes. De forma acorde a la importancia de la urbe, para mantener el orden y la seguridad, la Guardia Civil española ha diseñado importantes políticas que van orientadas al resguardo de dichos ciudadanos.

Sin embargo, a pesar de sus esfuerzos, han sido constantes los robos en diversas viviendas de la ciudad. Ello ha obligado a la ciudadanía a buscar nuevos métodos para el resguardo y cuidado de las familias y los bienes. Los cerrajeros Valencia han visto un incremento en sus labores durante los últimos años motivado por el alto índice de hurtos en la ciudad y darse a conocer a los nuevos clientes.

Según datos del Ministerio del Interior, la Comunidad Valenciana es la que mayor índice de robos presenta, de acuerdo al número de habitantes. Esta cifra se cierra en 22.500 robos a viviendas durante el año 2016, donde la localidad registra un promedio diario de 62 asaltos domésticos, lo cual ha escandalizado a sus habitantes.

Creando fortalezas

De acuerdo a los informes presentados por los principales organismos de seguridad españoles, un alto porcentaje de las violaciones a la propiedad se efectúan forzando la cerradura principal. Ante este panorama, ha reaccionado la Unión de Cerrajeros de España (UCES) quienes buscan alertar a la población sobre el riesgo que corren ante la creciente ola de robos.

En otras palabras la UCES manifiesta que, según el estudio realizado, más del 80% de las cerraduras en Valencia están obsoletas y no cuentan con los requerimientos necesarios para ofrecer seguridad a los residentes de la vivienda.

Es por ello que los habitantes, preocupados pero sin caer en la angustia, han recurridos a diversos cerrajeros Valencia para adecuar las cerraduras respectivas a los requerimientos actuales. Con ello no garantizan una plena seguridad, sin embargo, se dota de una mayor resistencia a las puertas, una vez que algún extraño quiera invadir la propiedad.

Por otro lado, gracias a los avances de la tecnología, diversas empresas ofrecen novedosos sistemas de protección y seguridad. Estos van desde el refuerzo de cerraduras (llamadas de seguridad), hasta la colocación de cámaras y dispositivos de detección de movimiento y alerta contra intrusos.

Coordinando la protección

Pero más allá del hecho de cambiar cerraduras y colocar modernos equipos de seguridad, lo importante es que cada persona, en la individualidad del hogar pueda generar mecanismos para no ser blanco fácil de los robos y asaltos domésticos.

Uno de los aspectos que han servido para reducir robos en urbanizaciones establecidas en países con un alto índice de delincuencia es la organización de los vecinos. Basta con establecer contactos entre los vecinos, avisar cuando la residencia está sola, con la finalidad de que al observar hechos extraños, sean éstos los que avisen primeramente a las autoridades para evitar el robo.

Por otro lado, se pueden hacer estudios de vulnerabilidad en las viviendas. Esto supone concertar la visita de un especialista de seguridad para que evalúe las vulnerabilidades en el hogar. Al conocerlas se procederá a corregirlas con la finalidad de establecer mayores garantías dentro de la vivienda.

Como se explicó anteriormente, es importante revisar las cerraduras y cambiarlas si es necesario, sin embargo, esta actuación debe estar acompañada de la colocación de rejas de hierro en puertas y ventanas en pos de aumentar el nivel de seguridad, dotando de mayor resistencia las entradas en caso de que cualquier intruso intente acceder a la vivienda.

De igual forma, también es prudente evaluar las condiciones externas de la vivienda para generar mayor protección. Si la misma cuenta con un cercado, es importante determinar si la altura es la adecuada, y si esta impide la entrada a los intrusos. De ser necesario, se puede complementar la seguridad con cercas eléctricas y cámaras en lugares estratégicos.

Consejos finales

Siempre es prudente la colocación de elementos disuasivos en el hogar, estos deben estar ubicados en sitios visibles para que los intrusos, al percatarse de los mismos, desistan de la idea de robar en nuestro hogar.

Además, de acuerdo a la opinión de los profesionales de la materia, la sensación de seguridad tiene una relación 90-10, esto significa que el 90 por ciento tiene que ver con la persona en sí y cómo se cuida de los asaltantes, mientras que el 10 por ciento restante es responsabilidad de los organismos públicos.