• Viernes, 15 de Diciembre de 2017

¿Qué papeles hacen falta para casarse por lo civil?

¿Tú o tu parejas sois del extranjero?, ¿sois de España? Sea cual sea el caso, vais a necesitar reunir una buena cantidad de papeles para poder celebrar vuestra ansiada boda.

¿Qué papeles hacen falta para casarse por lo civil?
boda
boda

Dicen que uno de los momentos más bonitos de nuestra vida es nuestra boda. Esa fecha, esa ceremonia, todos esos nervios a flor de piel y esa expectación por proclamar a los cuatro vientos el amor que os profesáis tú y tu pareja forman un cúmulo que se convierte en algo inolvidable. Una experiencia irrepetible que nos marca para el resto de nuestro días.

Pero, por bonito que sea, no es precisamente un camino de rosas. Antes de la boda hay que hacer una gran cantidad de preparativos para que todo vaya sobre ruedas. Y no nos referimos solo a los de la ceremonia y la celebración posterior, que también; nos referimos a todos los documentos que hay que preparar para poder firmar ese importantísimo papel que certifique vuestro enlace.

Porque, por mucho que creamos que no hace falta mucho esfuerzo en temas de documentación, sí que hay que preparar una serie de cosas antes de poder pedir certificado de matrimonio. La justicia y las pertinentes administraciones exigen que haya un total registro de ambas identidades, así como la total seguridad de que la pareja está perfectamente registrada y cuenta con todos los papeles en orden. Hay muchas situaciones que exigen más pasos a los tradicionales, como la residencia en el extranjero de uno de los cónyuges, por eso conviene tener los deberes bien hechos antes de lanzarse.

¿Y qué es lo que hace falta? Bueno, eso lo vamos a explicar a continuación. Vamos a contarte todos los documentos, los papeleos que hay que llevar a cabo sea cual sea vuestra situación para que podáis disfrutar de vuestra boda lo más pronto posible y con total tranquilidad. Con las cosas bien hechas.

Papeles comunes

  • DNI original y fotocopia, también válido con el pasaporte o incluso la tarjeta de residencia de ambos.
  • Certificado de empadronamiento de cada novio en el que se indique dónde han estado viviendo durante los últimos dos años. Solicitarlo es tan sencillo como ir al ayuntamiento pertinente y hacer la petición; sin embargo, en caso de haber estado residiendo en el extranjero, se debe solicitar al consulado del país en cuestión. Como último caso de excepción, en el que no hayáis estado empadronados, se debe otorgar algún documento que acredite el lugar donde se ha vivido.
  • Declaración jurada de estado civil de soltería. Lo sentimos, o se es soltero o no hay matrimonio. Esta declaración se consigue en el registro civil al presentarlo todo.
  • Certificado de nacimiento de los futuros cónyuges. Es posible solicitarlo totalmente gratis a través del portal online del Ministerio de Justicia.
  • Si algún miembro de la pareja es viudo, se debe llevar un certificado del matrimonio anterior y otro de defunción de la anterior pareja.
  • En caso de divorcio previo, además de llevar también el certificado del matrimonio anterior, debe adjuntarse la anotación de divorcio.
  • Instancia en el Registro Civil, documento que se facilita en el mismo registro para acompañar a la documentación.

Estos forman parte de la documentación básica. Sin embargo, como decíamos, hay casos excepcionales que requieren de más papeleos:

Pareja extranjera

Si uno de los dos no tiene la nacionalidad española, se necesita lo siguiente:

  • Certificado de nacimiento del país de origen.
  • Certificado de empadronamiento.
  • Certificado de estado civil del país de origen.
  • Si se es divorciado, certificado del matrimonio anterior con la anotación pertinente por divorcio proveniente del país de origen.
  • En caso de viudedad, de nuevo certificado de matrimonio previo y de defunción, ambos expedidos por el país de origen.

Toda esta documentación, una vez reunida, debe ser legalizada por el Ministerio de Asuntos Exteriores y la Representación Diplomática Española en el país de origen, en caso de tratarse de un país adscrito al Convenio de La Haya, también se debe realizar la Apostilla. Además, si la documentación está en otro idioma (como cabe esperar), es necesario que se traduzcan al castellano bajo la supervisión y confirmación de un traductor jurado que, además, debe estar presente cada vez que se acuda al Registro Civil si el sujeto en cuestión no habla el idioma.