Un nuevo tratamiento para calmar la molesta dermatitis atópica

Muchos adultos no la superan y siguen padeciéndola durante toda su vida, por lo que buscan desesperadamente remedios para calmar estos síntomas tan molestos.

Un nuevo tratamiento para calmar la molesta dermatitis atópica
Dermatitis
Dermatitis

La dermatitis atópica es una patología que afecta al quince por ciento de la población. Dentro de este porcentaje existe otro más pequeño, en torno al uno por ciento, el cual la sufre de manera moderada a grave. Precisamente, el nuevo fármaco aprobado por la Comisión Europea está destinado a este núcleo de personas.

Se trata de un medicamento que se encarga de impedir la hiperactividad de la señalización de las proteínas IL-4 e IL-23, las cuales están consideradas como las principales inductoras de la inflamación crónica producida por la dermatitis atópica. Tal es su eficacia, que es capaz de controlar la forma más grave de esta enfermedad, algo muy esperanzador para todas aquellas personas que la padecen.

¿Cuáles son las causas de la dermatitis atópica?

La dermatitis atópica es una reacción en la piel, la cual produce hinchazón, picazón y enrojecimiento de la zona. Suele ser una enfermedad más común en los bebés, y en la mayoría de los casos suele desaparecer a comienzos de la vida adulta. No obstante, como se ha mencionado anteriormente, muchos adultos no la superan y siguen padeciéndola durante toda su vida, por lo que buscan desesperadamente remedios para calmar estos síntomas tan molestos.

Muchas de las personas que parecen esta patología suelen tener asma o alergias estacionales. En algunas ocasiones, incluso existen antecedentes familiares. Además, también hay ciertos factores que pueden llegar a empeorar los síntomas de la dermatitis atópica: las alergias, los resfriados, la gripe, la piel reseca, el estrés, el contacto con ciertos materiales, los cambios de temperatura, los perfumes, los tintes, e incluso algunos jabones.

¿Cuáles son los tipos de dermatitis que existen?

En los bebés puede aparecer la denominada dermatitis del lactante. Suele presentarse en forma de eccemas, los cuales se localizan en la cara, en el tronco y en las extremidades. Usualmente, el lactante tendrá placas o parches rojos con edemas, que pueden infectarse como consecuencia del rascado inconsciente del niño. Por norma general, desaparecen antes de que este cumpla el año de vida, pero si continúa padeciéndola después del año, pasará a ser considerada dermatitis atópica infantil.

La dermatitis atópica infantil se desarrolla en los pliegues de la piel, ya que este tipo de zonas no dejan que el aire y la luz sequen el eccema al estar constantemente húmedo. El picor de este tipo de dermatitis puede llegar a ser muy intenso, por lo que el niño se producirá costras y heridas con el rascado.

Cuando la persona llega a la edad adulta y continúa con la dermatitis, esta se presentará como placas de liquenificación con engrosamiento, es decir, la piel tendrá una apariencia extremadamente seca y dura. Cuando esas placas se rompen debido al rascado continúo, aparecen las excoriaciones y las grietas, las cuales pueden llegar a producir bastante dolor.

Diseño de espacios y equipos

¿Cómo puedo tratar la dermatitis atópica?

La dermatitis atópica es una enfermedad que lamentablemente no tiene cura, no obstante, existen tratamientos que sirven para tener bajo control los brotes, calmando el picor y manteniendo la piel bien hidratada. Lo más recomendable es acudir a un médico para que indique qué tratamiento se ajusta mejor a las necesidades de cada paciente, ya que muchos de ellos no saben sacarle el máximo beneficio al fármaco.

Los corticoides suelen controlar la mayoría de los casos. Si se trata de una crema, es mejor aplicar una pequeña cantidad de esta bien extendida, ya que así se absorberá más fácilmente. También hay otro tipo de tratamientos para la dermatitis atómica: los antihistamínicos y los antibióticos.

¿Para qué sirve el instrumental dermatológico?

Diversas empresas que se dedican a la distribución de instrumental dermatológico. Este material es de gran calidad, y los aparatos electrónicos son los más modernos que se encuentran en el mercado. Gracias a este tipo de instrumental, los especialistas pueden tratar de forma más eficiente a sus pacientes.

Además de suministrar aparatos para el diagnóstico y el análisis de la piel, también venden todo tipo de material fungible, los cuales son de una excelente calidad.

¿Dónde se puede conseguir instrumental dermatológico?

Gracias a los avances tecnológicos, este tipo de empresas ofrece sus productos a través de Internet. El interesado solo tendrá que acceder a la página web de alguna de ellas y seleccionar todos los artículos que desee. Una vez realizado el pedido, lo recibirá cómodamente en el domicilio proporcionado.

Algunos consejos para tratar la dermatitis atópica

Es indispensable que el paciente mantenga la piel en perfectas condiciones, de esta manera podrá controlar los brotes una vez que aparezcan. Para ello es recomendable utilizar cremas hidratantes, las cuales regeneren la estructura de la piel.

En el momento de darse una ducha, es imprescindible utilizar un gel adecuado para encontrar el equilibrio del PH. Para secar la piel es mejor hacerlo de manera suave. La protección solar también será un excelente aliado para controlar la dermatitis atópica.