• Jueves, 14 de Diciembre de 2017

Juegos Educativos que motivan la Capacidad Intelectual de los niños

Juegos Educativos que motivan la Capacidad Intelectual de los niños
niños
niños

No hay nada más divertido para cualquier crío que aprender a la vez que se divierte. Cuantas más experiencias educativas tengan en su infancia, serán adultos más sensatos y cultos. Por eso, es necesario, desde edades bien tempranas, regalar juguetes que motiven su capacidad intelectual, como los clásicos de Cerebrito Pérez, una buena idea para sorprender estas Navidades o en cualquier ocasión.

En el desarrollo intelectual de cualquier niño, su capacidad para tener conciencia de lo que es jugar en grupo, empieza a tomar forma desde el principio. Ya tienen amigos en el colegio, y el concepto de amigos y compañeros de juegos empieza a funcionar. Hay juguetes educativos de 4 años que resultan muy adecuados para empezar a desarrollar actividades de aprendizaje. Este tipo de juegos intenta estimular las relaciones personales y el tiempo de ocio colectivo.

Qué juegos son los más adecuados para esta franja de edad

Hay muchas opciones de juguetes para estas edades. A partir de los 4 años, los niños empiezan a entender la mecánica del juego, y en general no quieren jugar en solitario, sino en compañía de sus padres o de otros niños de su edad. Desde juegos de pintura, a juegos de imanes, puzles, cuadernos para colorear y juegos de cartas sencillos, hay una gran variedad de juguetes de tipo didáctico que harán las delicias de los más pequeños de la casa.

Con el paso de los años, las tendencias en juguetería han cambiado absolutamente. Hemos pasado de las cocinitas, los indios y vaqueros y los bebés a los que cuidar, a juegos educativos que además de divertir, ayudan a los niños a desarrollar aptitudes intelectuales y sociales muy beneficiosas, sin estereotipos y con una clara vocación de aprendizaje desde la más temprana edad.

El juguete didáctico es siempre una buena idea para hacer un regalo interesante. Sin darse cuenta, los niños pequeños aprenderán a unir puntos para dibujar una figura, o a pintar con los colores indicados en cada espacio, para así conseguir dibujar un paisaje, o un retrato. Incluso, a esas edades, cuando ya aprenden nociones de lectura y escritura, los juegos de imanes para juntar palabras son una alternativa de lo más acertada.

Tanto de forma individual, como en buena compañía, el niño desarrollará capacidades intelectuales que le servirán de mucho en su crecimiento y desarrollo personal. Para un niño, compartir juegos y experiencias, y descubrir nuevas cosas, es muy importante, ya que sienta precedentes de comportamiento beneficiosos para él y su entorno.

Que se diviertan aprendiendo

Ir al colegio, madrugar y vestir el uniforme, son rutinas que a veces puede resultar cansinas para un niño porque el concepto “aprender” parece más estricto y pautado. Sin embargo, jugar aprendiendu es una tarea que les resulta más relajada y divertida.

Hay tantas posibilidades de encontrar juegos didácticos que es difícil tomar una decisión. Para edades de 4 años, se empieza por lo más sencillo y llamativo. Los juegos han de llamar la atención del crío, para que éste se sienta a gusto y capacitado para jugar, sólo o en compañía de sus amigos o de su familia.

Proponemos diferentes juegos que pueden ser útiles y divertidos. Desde los juegos manuales para moldear plastilina y pintar, hasta cuadernos de colorear, y puzzles o montaje de animales, plantas y casas. Para los niños más concienzudos, los puzles de animales son una buena elección, y pueden jugar con ellos encajando las piezas que no consiguen encontrar la primera vez que se enfrentan a un juego de estas características.

Para los más artistas de la familia, hay variados juegos de pintura, y también existen juegos divertidos que permiten copiar y pegar láminas de colores, para formar increíbles figuras. Y lo más importante, no manchan. Para los intelectuales de la casa, las letras imantadas, con una serie de combinaciones sencillas, harán que los pequeños empiecen a practicar vocabulario.

Para los más activos y viajeros, existen también juegos divertidos. Una buena idea es montar un tren de viajeros, con sus vías y sus vagones, todo con piezas de madera seguras y adaptadas a su edad. Y para los pequeños que tienen gustos musicales, hay pequeños instrumentos de acordeón y guitarra, con diversas teclas de colores que harán las delicias de los pequeños músicos. Para los más artistas, las opciones son muchas. Las actividades plásticas, el dibujo, la mezcla de colores y los cuadernos autoadhesivos de mosaicos de colores, harán las delicias de futuros artistas que quieren empezar a aprender y que además se divierten jugando. Hay que recordar que los juegos de estrategia siguen estando de moda, y eso es una buena noticia porque los juegos entre amigos se ven muy beneficiados. Por qué no echar una partida de canicas. Hay muchas opciones de compra nada peligrosas y muy divertidas.

Los juguetes educativos ofrecen muchas posibilidades. Además, ayudan a los niños no sólo a aprender jugando, sino a empezar a desarrollar cualidades futuras según sus potenciales. No lo pienses más y regala juego didáctico porque los niños lo agradecerán.