Alimentación gallega: productos de calidad

galicia

La comida gallega se caracteriza por ser apetitosa, abundante, deliciosa, variada y altamente nutritiva, además de poseer bastante fama a nivel mundial. ¿Pero cuánto se sabe sobre la gastronomía Gallega? Continua leyendo y conocerás más detalles sobre Galicia y su comida.

Esta comunidad posee una rica cultura bilingüe y es reconocida por la literatura de Emilia Pardo Bazán, entre otros escritores; el arte de figuras importantes como la de Serafín Avendaño, su música con variados ritmos e instrumentos; y, sin duda alguna, sus platos, otra forma de arte.

La gastronomía gallega se describe totalmente en la siguiente frase: “los gallegos son de buen comer”. Sin embargo, deja mucho que desear en cuanto a la explicación que se ofrece al inicio de este texto.

Inicialmente, los productos cárnicos, el tocino proveniente del cerdo y el aguardiente fueron el combustible de las personas durante las épocas de frío y los días de trabajo en la agricultura o en el mar.

Posteriormente, la mitad de la población urbana se sedentariza por causa del trabajo y duda constantemente si las recetas de la abuela son un exceso o no. Sin embargo, de presentarse la ocasión, ganaría el plato tradicional.

La alimentación gallega posee la cualidad de ser sencilla en gran medida, se caracteriza por conservar los sabores naturales de los alimentos, a pesar de jugar con diferentes especias y condimentos, así como también por ser altamente variada, lo que la hace atractiva, además de nutritiva.

Los platos típicos, por lo general, son de alto contenido calórico, pero están libres en su mayoría de grasas saturadas. Están compuestos por carnes, incluyendo pescados y mariscos, y verduras de la tierra.  

Entre los platos más conocidos se hallan: el polbo á feira, el caldo gallego, el lacón, el chorizo con cachelos, las empanadas, los callos con garbanzos y el churrasco.

Entre las bebidas típicas de esta región se encuentran el aguardiente y la mayoría de sus derivados, la Queimada, la estrella Galicia y el licor café.

Galicia, ciudad productora de alta calidad alimentaria

La gastronomía de Galicia, además de su variedad, también se destaca por la calidad de los productos con los que se elabora cada uno de los platos.

Con el pasar de los años, la comunidad gallega fue definiendo recetas, de elaboración sencilla y con una alta calidad de las materias primas, cosa que le permite a los comensales deleitarse con la experiencia que brinda la integración de los olores, sabores, texturas y formas.

Ahora, ya sea en casa o especialmente en un negocio de hostelería, cafetería, bar o restaurantes donde se quiera brindar esa experiencia, si no se cuenta con un buen proveedor que asegure rapidez, higiene en su manipulación y variedad en sus productos, no se alcanzará a brindar un plato de alta calidad.

Por ello, en la búsqueda de esa calidad, tanto empresarios de la restauración como comercios minoristas, han contratado los servicios de diferentes distribuidores de alimentación en Galicia.

Según la zona, es posible acudir a una gran variedad de ellos y solicitar presupuestos sin compromiso.

Dentro de este elenco de aprovisionadores estrella encontramos a Curro Pesca Sl, una empresa situada en la provincia de A Coruña que ofrece buenos pescados y mariscos a precios competitivos. AtracoM hace lo propio en la provincia de Lugo, gozando de una red de transporte que abarca toda la península.

Asimismo, existe un gran número de empresas que tienen sus bases en Pontevedra y Ourense. Estos proveedores recomendados han demostrado su compromiso con la alimentación de calidad y ofrecen un servicio impecable.

¿Cómo se puede elegir un buen distribuidor de productos de calidad?

Para dar con buenos proveedores, es necesario tener en cuenta una serie de normas que te permitan ser objetivo y elegir con inteligencia un distribuidor que sea capaz, eficaz y eficiente en todos los aspectos posibles.

En principio, se debe obtener información de todos los suministradores de la zona donde se ubica tu negocio, dicha información debe permitirte evaluar las garantías ofrecidas por la empresa y la relación calidad-precio; de ser posible, busca personas confiables con un veredicto de referencia que asegure el máximo control y la gestión más eficaz sobre todo el proceso de distribución.

Se debe tener en cuenta el hecho de que la empresa posea un sistema automatizado de gestión y seguimiento en tiempo real de los pedidos es de vital importancia. Especialmente cuando se trabaja con productos frescos, tener un control de su ruta y calcular la hora exacta de llegada a la cámara frigorífica, te puede ayudar a determinar tu oferta diaria de productos y alterar esta en función de los datos de seguimiento.

Finalmente, una vez contratado el distribuidor de productos de calidad, se han de establecer unos precios acordes al volumen de compras mensual, una especie de contrato marco que regule el precio de los artículos más comunes dentro de un período determinado. De esta forma, tu negocio no se resentirá tanto ante las fluctuaciones en los precios acaecidas en los diferentes mercados de alimentos o lonjas de pescado.