• Jueves, 14 de Diciembre de 2017

6 consejos para disfrutar de tu escapada navideña de última hora

Disfruta de tus vacaciones con un viaje y sin que te salga horriblemente caro.

6 consejos para disfrutar de tu escapada navideña de última hora
Sta. de Cruz Tenerife
Sta. de Cruz Tenerife

Te va a coger el toro, tus vacaciones navideñas están ya ahí y quieres irte de viaje, pero no has podido mirar nada por culpa de todo el agobio que te supone el trabajo. El ajetreo del día a día y el continuo esfuerzo te hacen llegar a casa cansado y sin ganas de pararte a buscar, y eso puede ser un problema para organizar ese viaje que tanto te apetecía.

Con tan poco tiempo de antelación es realmente complicado encontrar algo barato. Los costes se disparan, y más en estas fechas, tanto en vuelos como en estancias como en supuestas promociones, además de que los hoteles poco a poco van quedándose sin habitaciones. Sin embargo, que sea difícil no significa que sea imposible, y es que sí que puedes irte por ahí solo o con tu pareja para disfrutar de esa desconexión. Lo único que necesitas es saber cómo actuar, donde mirar y qué hacer para que la escapada no os salga por un ojo de la cara.

Y para ello debemos partir de una premisa muy básica: sea lo que sea lo que tengas en mente, recurre a internet. Aprovechando todo lo que supone la red de redes, puedes encontrar infinidad de ofertas con las que poder concretar ese viaje que te parecía imposible de conseguir. Pero, evidentemente, hay que saber cómo manejarse.

Si quieres organizar y preparar una escapada de última hora sin pasar apuros, presta mucha atención a lo que te vamos a contar. Vamos a darte una lista de consejos que te van a permitir dar con esa combinación perfecta para disfrutar de unos buenos días de desconexión de la monotonía con ese viaje que tanto anhelabas.

Flexibilidad de fechas

Sabemos que ajustar esto con las vacaciones es algo complicado, pero si el viaje no va a coparlas enteras tienes cierto margen de maniobra que puede ser vital. Si te fijas, los viernes, las jornadas cercanas al fin de semana, suelen tener precios mucho más caros en cuanto a billetes de avión o estancias. Por eso, amplía tus miras y busca otros días para efectuar el viaje. Martes y miércoles suelen tener precios mucho más reducidos, a veces de forma exagerada, y te van a permitir ahorrar muchísimo más.

Las alertas de precios son importantísimas

Algunos comparadores e incluso buscadores de vuelos y hoteles ponen a disposición de los usuarios la posibilidad de avisarles en caso de que haya promociones especiales. La función de activar la alerta de precios es algo que debes conocer desde ya y empezar a usar desde ya mismo, porque así puedes recibir en tu e-mail ofertas que te interesen a los destinos que hayas buscado y con precios que hayas establecido. Es cierto que puedes buscar estancias por tu cuenta, hoteles baratos en Expedia y similares, pero no descartes esta alerta.

Sin miedo a las escalas

Muchísimos prefieren que un vuelo sea directo desde el punto de salida hasta el de destino, pero lo cierto es que esto también suele traer consigo precios mayores. Prueba a echar un vistazo a vuelos con escalas, verás la diferencia. Además, en caso de tratarse de un viaje largo, vienen tremendamente bien para pisar tierra firme y estirar un poco las piernas. Tantas horas sentado pasan factura a cualquiera.

Piensa en otros destinos

A veces nos obsesionamos tanto con un lugar concreto que perdemos oportunidades maravillosas. Es posible que en tu búsqueda des con algo que cueste infinitamente menos, pero que por desgracia no lleva al destino que querías. No lo descartes de inmediato, infórmate un poco sobre el sitio y qué hay en él. Es posible que te lleves una más que grata sorpresa y disfrutes de algo incluso mejor de lo que habías ideado.

Los vuelos, mejor por separado

Parece una tontería, pero en muchas ocasiones comprar una ida y vuelta juntas infla los precios. Algunas aerolíneas ofrecen precios ligeramente reducidos cuando se trata de comprar billetes por separado. Compruébalo antes de lanzarte a la compra. Compara precios y haz cuentas, es más que probable que veas una diferencia, por pequeña que sea, que te sea mucho más conveniente.

Medita bien el aeropuerto

Queremos que todo sea el culmen de la comodidad, y a veces esto implica hacer un gasto mucho mayor. No te fijes solo en los aeropuertos más cercanos a donde vives, ni siquiera en los más cercanos al lugar donde te vas a quedar. Quizá haya alternativas que estén algo más alejadas pero que sean tan baratas que incluso con el transporte adicional te salgan por menos dinero. Luego, claro está, entra el factor tiempo, y es que vas a tener que esperar un poco más para llegar a tu destino.