• Lunes, 11 de Diciembre de 2017

Volver al campo para recuperar calidad de vida

A Yago García-Garabal la agricultura ecológica le ha cambiado la vida. Más concretamente, el curso de agroecología que el Ayuntamiento de Arteixo organizó en Monteagudo desde septiembre hasta el pasado 22 de diciembre, en el que los alumnos aprendieron desde técnicas agrarias y ganaderas hasta bioconstrucción, cestería, micología, poda, fruticultura, nutrición, cocina y gestión de explotaciones agrarias, entre otras muchas disciplinas.

Volver al campo para recuperar calidad de vida
imágenes del curso del Ayuntamiento en Monteagudo	Javier alborés/y.g.g.
imágenes del curso del Ayuntamiento en Monteagudo Javier alborés/y.g.g.

A Yago García-Garabal la agricultura ecológica le ha cambiado la vida. Más concretamente, el curso de agroecología que el Ayuntamiento de Arteixo organizó en Monteagudo desde septiembre hasta el pasado 22 de diciembre, en el que los alumnos aprendieron desde técnicas agrarias y ganaderas hasta bioconstrucción, cestería, micología, poda, fruticultura, nutrición, cocina y gestión de explotaciones agrarias, entre otras muchas disciplinas.
“Hace seis años era un urbanita y mi sueño era vivir cerca del mar y tener perros y un huerto. Soy técnico de informática, pero siempre he sido un amante de la naturaleza y los animales. Desde 2009 tengo mi huerto ecológico y he descubierto una nueva forma de vida”, cuenta este vecino de O Rañal desempleado, que ahora ha decidido emprender varios proyectos relacionados con los cultivos, una “pasión” que tiene desde pequeño y que inculca a sus dos hijos.

asesoramiento
García-Garabal ha lanzado Sensaciones Gastronómicas, un servicio de asesoramiento a quienes quieren poner en marcha un huerto en su jardín o, incluso, en el balcón. “No hace falta mucho espacio, solo crear cuatro zonas, saber asociar y rotar los cultivos y aprender cuándo sembrar, trasplantar y cosechar. Perfectamente se puede tener un huerto en la terraza”, apunta el emprendedor, quien relata el día a día de sus cosechas en sensacionesgastronomicas.blogspot.com.
En el curso del Ayuntamiento, Yago dice haber adquirido “gran cantidad de conocimientos gracias a la gente de la ONG Ecos do Sur”. “He conocido a un grupo de personas con grandes valores, tanto alumnos como profesores, y me alegra que el Ayuntamiento continúe con este curso. Si no cambiamos esta manera de vivir de hoy en día, el futuro de nuestros hijos y del planeta va a estar bastante crudo”, dice García-Garabal, que apuesta por una agricultura sin químicos, lejos de las “técnicas irracionales e insostenibles de muchos agricultores”.
Tras varios años cultivando su propio huerto, Yago quiere transmitir el respeto por el medio ambiente a través de su proyecto –se puede contactar con él en yagogarabal@gmail.com–. “Ojalá la agricultura ecológica fuese una asignatura en los colegios o que en los comedores escolares se sirviese, como mínimo, un menú ecológico a la semana. Estos son productos realmente sanos y nutritivos”, concluye.