• Viernes, 24 de Noviembre de 2017

Vecinos de Santa Cruz impulsan una plataforma para exigir que el solar del Hotel Maxi sea público

Vecinos de Santa Cruz se unieron ayer para crear una plataforma en defensa del uso público del solar vacío que dejó la demolición del antiguo Hotel Maxi.

Vecinos de Santa Cruz impulsan una plataforma para exigir que el solar del Hotel Maxi sea público
Un momento de la asamblea celebrada ayer para sacar adelante la iniciativa	patricia g. fraga
Un momento de la asamblea celebrada ayer para sacar adelante la iniciativa patricia g. fraga

Vecinos de Santa Cruz se unieron ayer para crear una plataforma en defensa del uso público del solar vacío que dejó la demolición del antiguo Hotel Maxi. Ante la aprobación inicial de un estudio de detalle que daría el visto bueno a la construcción de un nuevo inmueble en la finca en un pleno, los residentes avisan de que no debe dañarse el patrimonio paisajístico y cultural que se recuperó tras la desaparición del hospedaje.
La idea de poner en marcha la iniciativa ciudadana, que en un primer momento partió del grupo municipal del BNG, fue acogida de buen grado. Ayer mismo un grupo de ocho personas acordó formar el germen del colectivo de protesta, a cuya reunión fundacional acudieron 35 residentes en Santa Cruz.
“Temos dúas ideas fundamentais: o uso público do solar do Maxi para o disfrute paisaxístico e cultural e que aos veciños se nos permita participar no deseño urbanístico do concello”, explicaron desde la plataforma. Si bien es cierto que no concretan qué tipo de elementos de disfrute común deberían instalarse en la zona, creen que la construcción de un nuevo “mamotreto” es inviable.
Recuerdan que el estudio de detalle al que dieron el visto bueno casi todos los partidos con representación en el Ayuntamiento contempla la edificación de un inmueble que podría alcanzar los 18 metros de alto en algunas de sus zonas. “Dende a estrada agora se ve o castelo pero si o constrúen sería estar privatizando a visión para que só a disfruten os hóspedes”, critican.
Ante algo que consideran una afrenta, esos ocho vecinos tomarán las riendas de la agrupación para empezar a cerrar su estructura y captar apoyos esta misma semana. En principio tienen previsto realizar una recogida de firmas para presentar su reclamación ante el Gobierno local con mayor fuerza. Además, será una manera de informar a otros residentes de la situación.

posibles permutas
Desde el colectivo están convencidos de que si logran un peso importante podrán paralizar la creación de un hotel de lujo.
“O Concello pode negociar co propietario para recuperar o espazo igual que fixo co castelo ou que fai coa finca dos Tenreiro; as vías de permutar o chan ou de dar dereitos de edificabilidade noutro sitio son posibles porque moitas veces o fai”, proponen.