• Jueves, 23 de Noviembre de 2017

La sequía y las altas temperaturas ponen en peligro las aves de Arteixo

La escasez de lluvias y las altas temperaturas registradas en los últimos meses están poniendo en peligro la fauna de Arteixo, hasta el punto de que ya han muerto numerosos gaviotas

La sequía y las altas temperaturas ponen en peligro las aves de Arteixo
Numerosos patos del río Bolaños han muerto desde el verano | jesús l.p.
Numerosos patos del río Bolaños han muerto desde el verano | jesús l.p.

La escasez de lluvias y las altas temperaturas registradas en los últimos meses están poniendo en peligro la fauna de Arteixo, hasta el punto de que ya han muerto numerosos gaviotas y patos por botulismo –enfermedad más común en climas secos– y la cría de aves y anfibios en zonas como el embalse de Sabón está “paralizada”, indican desde el departamento de Medio Ambiente del Ayuntamiento arteixán.
Xabier Varela, vigilante ambiental del municipio, asegura que la sequía suele incrementar la aparición de la bacteria Clostridium botulinum, que ha causado la muerte de cientos de gaviotas patiamarillas y decenas de patos de la especie ánade real desde el pasado verano. “Hubo un episodio de botulismo en la comarca, desde la ría de A Coruña hasta Baldaio, y no se conoce el foco original pero empezaron a aparecer patos y gaviotas muertos. Esta enfermedad afecta con cierta frecuencia a esta zona, pero se acentúa en temporadas altas de sequía”, afirma Varela.
La fauna arteixana está notando “muchísimo”, dice el vigilante, la falta de humedad, especialmente los pájaros y los anfibios. Así, la cría de aves en el embalse de Sabón se está resintiendo, “porque los ejemplares precisan vegetación en contacto con el agua, y el agua cada vez se aleja más”. En el caso de los anfibios, que precisan de la humedad de las charcas y que viven su época de cría en otoño, apenas han iniciado su actividad biológica.
“Lo que llovió estos días no ha sido suficiente para volver a contar con charcas y humedales, por lo que los procesos de cría no se están produciendo como deberían”, afirma Xabier Varela.

Visón americano
El sábado se recogió en el río Bolaños, en pleno centro del municipio, un ejemplar de visón americano herido y vivo, el cual fue trasladado al Centro de Recuperación de Fauna Salvaje de Oleiros. Desde el Ayuntamiento aseguran que el visón no ha provocado la muerte de los patos y gaviotas: “Los cadáveres que recogimos no mostraban signos de depredación, así que no hay nada que confirme que el visón atacó a aves en el municipio. A pesar de esto, la presencia de este animal es un problema porque es una especie invasora”.
El territorio arteixán cuenta con un importante catálogo de aves y anfibios, que aguardan con ansia la abundancia de lluvias.