Reportaje | Cambre y Betanzos estrenan sus San Silvestre por el Mero y el casco histórico

Los municipios de Cambre y Betanzos despidieron el 2017 de estreno, celebrando el día 31 sus primeras carreras San Silvestre por las aguas y las calles locales.

Reportaje | Cambre y Betanzos estrenan sus San Silvestre por el Mero y el casco histórico

Los municipios de Cambre y Betanzos despidieron el 2017 de estreno, celebrando el día 31 sus primeras carreras San Silvestre por las aguas y las calles locales.
Y es que la Concejalía de Deportes cambresa organizó la prueba a bordo de piraguas por el río Mero, en una travesía desde el puente romano de O Burgo hasta A Telva, en la que participaron decenas de personas. La cita, explicó el edil Brais Cubeiro, sirvió para reivindicar la “inmensa riqueza natural e paisaxística que temos ás portas da casa” y para pedir “unha ría limpa e saneada e un río cheo de vida do que poidamos disfrutar no noso lecer”.
Se trata de la primera San Silvestre acuática de A Coruña y su comarca y Cubeiro agradece la labor de quienes trabajaron para hacer realidad la idea. “Supón unha marca de diferenza para Cambre pero ten unha dificultade engadida con respecto a outras carreiras, por iso agradezo a Ito e a toda a agrupación de Protección Civil, ademais do Club Náutico de Cambre, especialmente a Benito e Olga, o interese mostrado”.
Al rematar la prueba, el Ayuntamiento sirvió a los piragüistas un chocolate con bizcocho para recuperar fuerzas, además de entregar un presente a Adrián Carpente, del Club Náutico de Cambre, a modo de reconocimiento por ganar el Campeonato Gallego.
 

Afluencia masiva en Betanzos
En la ciudad de los caballeros, más de 350 personas recorrieron las calles de casco histórico, un total de 6,5 kilómetros, mientras que decenas de niños lo hicieron a lo largo de 650 metros –por la Rúa Traviesa y Porta da Vila–. La primera San Silvestre brigantina tuvo una afluencia masiva, dijo el Ayuntamiento, y se desarrolló sin incidentes.
Los disfraces y los gorros navideños fueron los protagonistas en unas carreras que han llegado con intención de perpetuarse en el calendario tanto en Betanzos como en Cambre, y que esperan congregar cada año a más participantes.