• Domingo, 04 de Diciembre de 2016

Los dos presuntos yihadistas siguen pendientes de declarar ante el juez

Los dos presuntos yihadistas que el pasado lunes, día 28 de noviembre, fueron detenidos en las localidades de Arteixo y Vimianzo continúan a la espera de prestar declaración ante el juez.

Los dos presuntos yihadistas siguen pendientes de declarar ante el juez
Tergou vivía en el primer piso del 253 de la avenida de Finisterre
Tergou vivía en el primer piso del 253 de la avenida de Finisterre

Los dos presuntos yihadistas que el pasado lunes, día 28 de noviembre, fueron detenidos en las localidades de Arteixo y Vimianzo continúan a la espera de prestar declaración ante el juez.
Tanto Abdelkarim Targou, el argelino que fue arrestado en el número 253 de la avenida de Finisterre, como Abdelkader Redjimi permanecían ayer, en Madrid, en dependencias policiales a la espera de que fuesen recibidos en el despacho del magistrado del juzgado de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional, Ismael Moreno.
Por su parte, la Guardia Civil, que fue la fuerza de seguridad encargada de llevar a cabo el operativo en el que se capturó a dos personas más, en la provincia de Almería, trata de comprobar cuál era su papel. Se investiga si estaban realizando labores de captación y de adoctrinamiento en relación con el terrorismo yihadista.
Según distintas fuentes los dos detenidos en la provincia coruñesa estaban siendo vigilados desde hace tiempo por agentes del Instituto Armado.

contactos
Las mismas fuentes señalan que los contactos de Targou y Redjimi pusieron en alerta a los investigadores, que vinculan a ambos con una red de inmigración que podría tener conexión con activistas del Estado Islámico.
Las fuerzas de seguridad del Estado comenzaron a trabajar con la hipótesis de que la red con la que presuntamente operaban ambos detenidos habría facilitado la entrada en Europa de terroristas que participaron en los atentados cometidos en noviembre del 2015 en París, en los que murieron 130 personas en los ataques a la sala Bataclán, al estadio de fútbol y a bares y restaurantes de la ciudad.
Asimismo, los investigadores están analizando toda la documentación que fue intervenida el lunes en las residencias de los dos arrestados.