• Jueves, 14 de Diciembre de 2017

Oleiros teme que Cespa aproveche el conflicto laboral para reducir plantilla

El alcalde insiste en que Arteixo deberá subrogar a parte de los trabajadores si abandona el Consorcio

Oleiros teme que Cespa aproveche el conflicto laboral para reducir plantilla
Cespa limpió ayer gran parte de los puntos de recogida de basura aunque alguno, como en Cecebre, estaba lleno a mediodía
Cespa limpió ayer gran parte de los puntos de recogida de basura aunque alguno, como en Cecebre, estaba lleno a mediodía

El Ayuntamiento de Oleiros teme que Cespa, empresa concesionaria del servicio de recogida de basura en el ámbito del Consorcio As Mariñas, aproveche el actual conflicto laboral para reducir plantilla.

El alcalde, Ángel García Seoane, ayer en su habitual intervención de los martes en una emisora de radio local, dijo que bajo el paraguas de la huelga declarada el pasado lunes, día 2, por el comité de empresa, Cespa podría despedir trabajadores escudándose además en la más que segura marcha de Arteixo del ente supramunicipal.

No obstante, el regidor volvió a insistir en que los responsables del Ayuntamiento arteixán deberán, por obligación, subrogar a parte del personal si finalmente abandonan el Consorcio, a finales de este mismo año.

“No sé si tienen que ser cinco, diez o quince personas pero Arteixo tiene la obligación de llevarse a los trabajadores que actualmente están realizando la recogida de basura en su municipio”, indicó.

Se da la circunstancia de que a pesar de las diferencias de criterio entre el Gobierno local oleirense y el arteixán, ambos parecen mostrarse de acuerdo en la intención de Cespa de desprenderse de trabajadores.

Cabe recordar que el lunes, tras una reunión que Carlos Calvelo mantuvo con representantes del comité, desveló que la concesionaria no estaba cumpliendo las condiciones del contrato suscrito con el Consorcio.

“Cespa en el pliego de adjudicación de su contrato se comprometió a tener una plantilla de 106 personas más las nueve personas que se incorporaron en el 2009 debido a la entrada de Sada en el Consorcio. Es decir, Cespa está obligada a tener 115 personas trabajando en el servicio de recogida de basura, y actualmente tiene 93”, indicaba Calvelo, al tiempo que aseguraba que le faltarían aún 23 personas, por lo que no entiende que la empresa pretenda despedir a 19.

Escasas incidencias

Por otra parte, la jornada de ayer tuvo escasas incidencias y los trabajadores realizaron su labor como viene siendo habitual.

Sin embargo, en algunas zonas como por ejemplo en la parroquia cambresa de Cecebre había contenedores de basura que a media mañana todavía estaban llenos de residuos y no habían sido limpiados.