• Domingo, 04 de Diciembre de 2016

Oleiros experimenta en Iñás su nuevo método para eliminar los plumachos

Pionero en la particular cruzada emprendida por los municipios del área metropolitana contra los plumachos, el Gobierno de Ángel García Seoane comenzó a aplicar en las últimas horas un nuevo método para eliminar

Oleiros experimenta en Iñás su nuevo método para eliminar los plumachos
Las primeras quemas controladas comenzaron a mediodía de ayer	Patricia G. Fraga
Las primeras quemas controladas comenzaron a mediodía de ayer Patricia G. Fraga

Pionero en la particular cruzada emprendida por los municipios del área metropolitana contra los plumachos, el Gobierno de Ángel García Seoane comenzó a aplicar en las últimas horas un nuevo método para eliminar la Hierba de la Pampa a través de quemas controladas, “unha alternativa moi eficaz para aqueles lugares nos que nin se poden usar herbicidas nin é posible realizar rozas con tractores”, explicó el Ayuntamiento de Oleiros.
Las primeras intervenciones se realizaron en varias parcelas del polígono de Iñás y se reanudarán en los próximos días, “sempre e cando a meteoroloxía o permita”, precisaron desde Oleiros. También está previsto realizar esta misma operación en la urbanización de Canide.
Esta planta, cuya denominación científica es “Cortaderia Selloana”, es una invasora que está arrasando con parte de la vegetación autóctona de Galicia. En este sentido, la Administración local oleirense lleva años denunciando “este grave problema medioambiental que debido ao abandono das demais administracións públicas está a provocar unha situación de alto risco natural”, insistió el Consistorio tras las primeras quemas en Iñás.
Oleiros le ha declarado –nunca en un sentido más literal– la guerra a esta planta invasora, y el propio García Seoane, a través de su escaño en la Diputación de A Coruña, presentó hace unos meses una moción en la institución provincial por los “gravísimos problemas” que provocaban los plumachos a nivel medioambiental y estético, en su ayuntamiento y en toda Galicia.

CAMPAÑA
También carteles luminosos informativos instan a los vecinos a ser responsables y efectuar las medidas necesarias para eliminar la planta, penando el no hacerlo con multas de hasta 300 euros. El método para su erradicación es el fumigado con glifosato y posterior desbroce, y ahora las quemas controladas como la realizar en la parcela de Iñás.
El Ayuntamiento de Betanzos ha sido el último del área en sumarse a la batalla, y en los próximos días procederá a eliminar los plumachos de aquellas con una alta biodiversidad como las marismas, donde será necesario acometer una limpieza general de la vegetación no deseada para conservación la flora y fauna, como es el caso del río Mendo, entre el paseo de A Galera y el Lavadero de As Cascas.