13:48 h. Martes, 30 de septiembre de 2014

 

Oleiros - El Ayuntamiento aprueba la tasación de las fincas de la senda costera de Canide

| Actualizado 12 Julio 2011 - 23:00 h.
Vota esta noticia:
Más acciones:

El Ideal Gallego-2011-07-13-019-1fb16d19

REdacción > oleiros
  El Ayuntamiento de Oleiros aprobó de manera definitiva el expediente de expropiación forzosa para construir la senda costera entre Canida y Santa Ana, en Serantes. De este modo, el gobierno local da por concluido el período de alegaciones de la tasación conjunta de fincas afectadas por este proyecto.
Una vez desestimadas todas las objeciones presentadas, el gobierno local mantiene la valoración de los terrenos que tendrán que ocupar en unos 20.000 euros. Aún así, tal y como se recoge en el Boletín Oficial de la Provincia, los interesados todavía tienen el plazo de 20 días para reclamar en el Jurado de Expropiación una reclamación contra la tasación efectuada por el Ayuntamiento.
Con esta iniciativa el alcalde de Oleiros, Ángel García Seoane, tiene la intención de que el paseo marítimo de Mera llegue hasta Canide gracias a esta senda que recorrerá otros 500 metros de litoral oleirense, un proyecto que data de 2008.
Hace ahora tres años, el mandatario local defendía que gracias a esta actuación, los vecinos y turistas “poderán percorrer a pé e a carón do mar toda a bahía de Mera, un dos enclaves máis privilexiados do litoral oleirense”. Además, en 2009, en la inauguración de la segunda fase del paseo de Mera, García Seoane afirmaba que una vez completado toda la senda peatonal, Mera se convertiría en el “mejor mirador de la Torre de Hércules da comarca”.
Respecto a las características del nuevo paseo, la intención del gobierno local es que tenga un ancho de dos metros y medio que contarán con un pequeño muro de granito a lo largo del medio kilómetro de recorrido.
A mayores, para dar continuidad a todo el paseo marítimo, será necesario levantar una pasarela de madera de diez metros que permitirá atravesar un acantilado. A continuación, se llegará a Canide en donde habrá un camino de madera de unos 50 metros, en los que concluirá la senda peatonal.