• Martes, 20 de Febrero de 2018

La nieve obliga a cerrar al tráfico la A-6 entre Coirós y Montesalgueiro

El temporal enseñó la más amable y la más antipática de sus caras en el interior de la comarca de Betanzos. La primera gran nevada del año vistió de blanco el casco urbano de Teixeiro y las montañas del Alto de Cambás.

La nieve obliga a cerrar al tráfico la A-6 entre Coirós y Montesalgueiro
Los coches y los camiones tuvieron que quedarse estacionados en el carril derecho hasta que pasaron las máquinas quitanieves | Pedro Puig
Los coches y los camiones tuvieron que quedarse estacionados en el carril derecho hasta que pasaron las máquinas quitanieves | Pedro Puig

El temporal enseñó la más amable y la más antipática de sus caras en el interior de la comarca de Betanzos. La primera gran nevada del año vistió de blanco el casco urbano de Teixeiro y las montañas del Alto de Cambás, pero la intensidad de las precipitaciones obligó a cortar a la circulación la autovía A-6, entre Coirós y Montesalgueiro, en Aranga, casi en el límite con Lugo.  
El día estuvo marcado por los problemas en la red de carreteras y, aunque a media mañana las vías del entorno recuperaron la normalidad, las autoridades solicitaron que no se baje la guardia y se circule con precaución porque se prevén episodios similares, en tanto la presencia de un potente anticiclón sobre el Atlántico continúa favoreciendo la entrada de aire húmedo y frío, con nevadas en cotas muy bajas, según la Agencia Estatal de Meteorología.  

Bloqueados
En Montesalgueiro, las primeras retenciones se registraron antes del amanecer y se prolongaron varias horas, con numerosos vehículos, sobre todo camiones bloqueados, en la A-6. La Guarda Civil cerró la autovía en el kilómetro 549 y parte de los conductores se refugiaron en el área de servicio de Coirós. La circulación comenzó a desviarse por la N-VI, pero también en esta vía hubo complicaciones, lo mismo que en la N-634, con toda una hilera de vehículos pesados detenidos, y en varias secundarias, como la AC-151 (Campolongo a Montesalgueiro), la AC-840 (Alto de Curtis y Betanzos-Agolada). Así, en la comarca resultaron afectados los municipios de Aranga, Oza-Cesuras, Curtis e Irixoa. 
La Xunta envió máquinas quitanieves a la zona afectada y echó sal para mejorar la situación en las vías que presentaban complicaciones, mientras desde los ayuntamientos se desplegaron amplios dispositivos para, en la medida de lo posible, minimizar las consecuencias de la nevada en la vida de los vecinos, con actuaciones concretas en el acondicionamiento de vías por parte del Grupo de Emergencias Supramunicipal (GES) de Curtis.
En  toda la comunidad, se movilizaron 23 equipos quitanieves, y se emplearon 167 toneladas de sal y 88.000 litros de salmuera.. l