• Jueves, 14 de Diciembre de 2017

La música betanceira que encandiló a Ava Gardner

El Concerto da Ilusión 2012 añadió nuevos ingredientes de entusiasmo y ternura con la entrega de sendas medallas de oro de la Banda Municipal de Música de Betanzos a los veteranos José Pita Rozados y Juan Sobrino Pazos.
La música betanceira que encandiló a Ava Gardner
Juan Sobrino y José Pita, el sábado en el domicilio del segundo
Juan Sobrino y José Pita, el sábado en el domicilio del segundo

El Concerto da Ilusión 2012 añadió nuevos ingredientes de entusiasmo y ternura con la entrega de sendas medallas de oro de la Banda Municipal de Música de Betanzos a los veteranos José Pita Rozados y Juan Sobrino Pazos. Este último, acudió a la cita con los debutantes y allí mismo, con el retablo de Santa María como fondo, recibió el merecido reconocimiento a una trayectoria que arrancó poco después del final de la Guerra Civil.

Pero Pita, entonces hospitalizado, debió esperar hasta este fin de semana, en que una delegación encabezada por el presidente de la Asociación Amigos de la Banda, José Luis Pandelo, y el titular de la Concejalía de Cultura, Francisco Díaz, se desplazó hasta su domicilio para entregarle el galardón y los aplausos de sus compañeros, incluido Juan.

Durante el concierto, el alcalde de la ciudad, Ramón García Vázquez, se refirió a ambos como “os dous eslabóns que unen a orixe e o futuro da Banda de Betanzos”. Los dos dilataron sus carreras al máximo, desde los 17 años en el caso de Sobrino.

 

Trayectorias Paralelas

Natural de Callobre (Oza), este nonagenario de conversación pausada, empezó a tocar o saxo con 17 años, con “Los de Callobre”. También estuvo con “Los Sobrinos”, “Los Cumbancheros” y “Mary Carmen y su Orquesta”… y con el “Trío Azteca”, donde compartió actuaciones y éxito con José Pita Rozados. Pita, como los brigantinos de pro, empezó en la Academia de Música de Betanzos. Formó parte de “Atlántida” y “Vieirantes” y, con Juan, del “Trío Azteca”. Después emigraría a la República Dominicana y cuentan que fue allí, con la trompeta y otro amigo-músico de Betanzos, encandiló a la mismísima Ava Gardner.

En la visita a Pita, además de Juan, los responsables municipales y representantes de la asociación, participaron varios integrantes de la banda que, con su presencia, quisieron rendir homenaje a dos compañeros que un día, hace varias décadas, “souberon ben a misión da banda: formar e entreter”, manifestó García. Ahí los tienen, igual que cuando triunfaban en las orquestas populares de As Mariñas.