• Miércoles, 23 de Agosto de 2017

La localidad celebrará su I Feria Modernista los días 3, 4 y 5 de agosto

Durante el primer fin de semana de agosto retrocederá casi un siglo para transformarse en una ciudad de los años 20. De los felices años 20, concretamente. “Antes de la crisis del 29”, bromeaban.

La localidad celebrará su I Feria Modernista los días 3, 4 y 5 de agosto
la terraza acogiã³ la presentaciã³n de la feria	quintana
la terraza acogiã³ la presentaciã³n de la feria quintana

Durante el primer fin de semana de agosto retrocederá casi un siglo para transformarse en una ciudad de los años 20. De los felices años 20, concretamente. “Antes de la crisis del 29”, bromeaban.

Porque el propósito es precisamente ese, que sirva de motivo de alegría, de diversión, de hacer algo diferente. Se trata de la primera edición de la Feria Modernista, una apuesta del gobierno local para explotar una época en la que la alegría era una máxima y para aprovechar, de paso, algunos de los edificios ubicados en la localidad que son de aquellos tiempos, como el de La Terraza, donde ayer se presentó este evento.

Aunque se pretenda rememorar la vida de hace casi un centenar de años, se quiere igualmente involucrar a los jóvenes del municipio con diversas iniciativas. De este modo, se pondrán en escena espectáculos de música swing, jazz, cabaret o un circo musical y cómico que atraiga tanto a niños como a mayores.

Así lo anunció la concejala de Cultura, Almudena Pena, quien animó a la gente a que participe saliendo a la calle con vestimenta de la época, algo que tanto ella como su compañero, el edil de Promoción Económica y Turismo, José Ángel Sánchez, ya hicieron ayer en la presentación para dar ejemplo.

“La gente tiene muchas ganas de pasárselo bien y está con muchas ganas”, afirmó Pena. El gobierno local señaló además que la idea de celebración de esta feria, que se desarrollará fundamentalmente en el entorno de la calle de Linares Rivas y los alrededores del edificio de La Terraza, ha tenido bastante buena acogida por parte de los comerciantes y hosteleros de estas dos zonas.

El alcalde, Ernesto Anido, considera que constituye una idea “muy acertada” el hecho de distinguir a Sada con un evento “diferente” al del resto de la comarca y confió en que se institucionalice a lo largo de los años y perdure en el tiempo, lo que sería señal de que está funcionando bien.

“Tenemos que conseguir que Sada se estimule y se dinamice y, de paso, intentar contagiarnos de aquella felicidad”, dijo el regidor en referencia a la época que se va a homenajear.

El ejecutivo local subrayó por último que es “innegable” que la arquitectura y numerosos edificios de la localidad salpican de modernismo” a la misma. n