• Miércoles, 24 de Mayo de 2017

La Guardia Civil detiene al presunto autor de un robo en una gasolinera de Vilarrodís

El Equipo de la Policía Judicial de Cambre y el Área de Investigación del puesto principal de Arteixo procedieron a la detención de E.B.S., vecino de A Coruña de 38 años, como presunto autor de un delito de robo con violencia e intimidación en una gasolinera de Vilarrodís.

La Guardia Civil detiene al presunto autor de un robo en una gasolinera de Vilarrodís
Vista de la estación de servicio de Vilarrodís | aec
Vista de la estación de servicio de Vilarrodís | aec

El Equipo de la Policía Judicial de Cambre y el Área de Investigación del puesto principal de Arteixo procedieron a la detención de E.B.S., vecino de A Coruña de 38 años, como presunto autor de un delito de robo con violencia e intimidación en una gasolinera de Vilarrodís.

Los hechos se produjeron el pasado 8 de mayo en la mencionada estación de servicio, cuando un empleado denunció haber sido víctima de un robo con violencia. Según relataba el trabajador de la gasolinera, un varón de unos 40 años le había exigido la recaudación poniéndole un cuchillo en el cuello, por lo que se inició un forcejeo que le produjo cortes en un codo. Por otra parte, el empleado indicó que el atracador se llevó la riñonera que portaba, donde tenía 500 euros de las ventas de la jornada.

Tras las investigaciones de la Guardia Civil, los agentes dieron con el autor de los hechos y se le pudo detener en su domicilio, tomando en ese mismo inmueble pruebas que demostraban que se trataba del autor del acto ilícito en Vilarrodís. Personal de la gasolinera reconoció también que cuentan con imágenes de las cámaras de seguridad, donde se aprecia el episodio.

Reincidencia
No es la primera vez que ocurre un robo de estas características en negocios de la zona. El pasado mes de diciembre la Guardia Civil de Arteixo detuvo a un hombre por su participación en un robo con violencia perpetrado en un estanco del municipio.

Dos meses antes, en el bar El Primo de Vilarrodís, los atracadores destrozaron las lunas del establecimiento y se llevaron cerca de 1.000 euros de las máquinas tragaperras. En aquella ocasión, el dueño del local manifestó que era la segunda vez en diez días que robaban en su bar y pidió medidas preventivas para garantizar la seguridad en esta parroquia arteixana.