Goodleit inicia las obras de su planta procesadora de leche en Teixeiro

Los trabajos han comenzado estos días en el parque curtiense

La empresa Inleit (Goodleit) ha comenzado las obras de construcción de su planta procesadora de leche en el polígono industrial de Teixeiro (Curtis), una firma que prevé crear 130 puestos de trabajo directos y otros tantos indirectos en un período de tres años.

La empresa Inleit (Goodleit) ha comenzado las obras de construcción de su planta procesadora de leche en el polígono industrial de Teixeiro (Curtis), una firma que prevé crear 130 puestos de trabajo directos y otros tantos indirectos en un período de tres años.
La compañía se centrará en la elaboración y comercialización de ingredientes funcionales y nutricionales de alto valor añadido, dedicados a la industria clínica, dietética, deportiva e infantil, así como a la industria agroalimentaria en general.
La inversión en esta planta ascenderá a 70 millones de euros, con el objetivo de transformar 70 millones de litros de leche en 2018 y alcanzar de manera progresiva los 450 millones (450.000 toneladas) en 2023.
Inleit avanza su intención de crear, en tres años, 130 puestos de trabajo directos y otros tantos indirectos en la red local de proveedores, ya que su implantación “supondrá también mejorar el volumen de producción de las explotaciones ganaderas no solo del municipio, donde el sector primario representa el 50% de su economía, sino de la comarca y del resto de Galicia”.
El polígono de Teixeiro, con una superficie de dos millones de metros cuadrados –de los que 1.018.745 son de uso industrial–, es el parque más grande de la provincia de A Coruña en fase de comercialización.

Importancia del polígono
Según indican desde el Ayuntamiento de Curtis, “es uno de los mejor conectados y con infraestructuras y equipamientos para el asentamiento de las empresas: agua bruta, red de gas, subestación eléctrica propia, espacios verdes, línea de ferrocarril paralela, etc.”.
Por otra parte, en breve comenzarán las obras de urbanización de la segunda y última fase del polígono, donde se invertirán cinco millones de euros y que permitirán atender las peticiones de asentamiento de empresas de grandes dimensiones, explica el Gobierno curtiense.
Según los datos municipales, el 27% del terreno de esta última fase “ya está apalabrado”. En cuanto al nivel de ocupación y venta de la primera fase, las cifras se acercan al 74%. La llegada de la planta de Inleit a Teixeiro supondrá un impulso para la venta de parcelas en este parque industrial, auguran desde el Ayuntamiento de Curtis.