Fomento agilizará el tráfico en el cruce de Solymar con una glorieta

El alcalde de Oleiros ofreció ayer información sobre los cortes de tráfico en la avenida de Che Guevara | quintana

La medida es provisional y se debe a unas obras de saneamiento en la avenida de Che Guevara

El Ministerio de Fomento agilizará el tráfico en la carretera nacional N-VI con la instalación de una glorieta provisional en el cruce de Solymar, en Perillo.

Esta iniciativa forma parte del conjunto de medidas que se llevarán a cabo a partir de finales de este mes debido a las obras de construcción del denominado sifón del puente de A Pasaxe y de un nuevo colector de la red de saneamiento en la avenida de Che Guevara, en Santa Cristina.

El alcalde, Ángel García Seoane, compareció públicamente para ofrecer información sobre las novedades relativas al tráfico que se producirán a lo largo de seis meses, especialmente en las vías que enlazan los núcleos de Perillo y Santa Cruz.

Así, para evitar atascos recomienda que todos los conductores de la zona norte del municipio se decanten por la utilización de la Vía Ártabra para dirigirse a la ciudad de A Coruña por la carretera N-VI.

Por su parte, aquellos que residan en Dorneda, Santa Cruz y Bastiagueiro deberían optar por desviarse en el monumento al Che hacia la avenida de la II República, dirigirse a la calle de A Barreira para bajar a Rosalía de Castro e incorporarse al puente de A Pasaxe tras pasar por la rotonda de Santa Cristina.

Indicó que para regresar a la urbe herculina se podrá hacer por la anterior glorieta, la calle de Corredoira das Viñas, la calle de la piscina de Perillo (que cambiará de sentido de la circulación) y la calle Miradoiro para llegar al monumento del Che.

Carretera de Montrove

La futura glorieta del Solymar, que se pretende esté habilitada a finales de este mes, lleva aparejado la eliminación de la mayor parte de los semáforos, salvo los peatonales. La infraestructura impedirá que los vehículos que circulen en dirección a Madrid puedan girar, como hasta ahora, hacia la carretera de Montrove.

Los conductores que deseen hacerlo deberán cambiar de sentido a la altura del edificio de la Dirección General de Tráfico o desviarse más adelante, en el núcleo de O Seixal, a través de la calle de Salvador de Madariaga.

No obstante, para evitar los máximos contratiempos posibles, durante los primeros días habrá agentes de la Policía Local y de la Guardia Civil regulando el tráfico. Asimismo, se instalarán señales informativas y paneles luminosos.