• Viernes, 20 de Octubre de 2017

La Fiscalía de Santiago abre diligencias contra la Fundación Nacional Francisco Franco

La Fiscalía de Santiago de Compostela abrió diligencias de investigación contra la Fundación Nacional Francisco Franco (FNFF) para analizar la posible existencia de un delito de odio en sus comunicaciones públicas de los últimos meses

La Fiscalía de Santiago abre diligencias contra la Fundación Nacional Francisco Franco
El pazo sadense es Bien de Interés Cultural desde 2008 | ARchivo EC
El pazo sadense es Bien de Interés Cultural desde 2008 | ARchivo EC

La Fiscalía de Santiago de Compostela abrió diligencias de investigación contra la Fundación Nacional Francisco Franco (FNFF) para analizar la posible existencia de un delito de odio en sus comunicaciones públicas de los últimos meses, después de que la organización, con sede en Madrid, asumiese la gestión de las visitas al Pazo de Meirás, como recoge la denuncia interpuesta por Esquerda Unida (EU).
Según confirmó un portavoz del Ministerio Público, tras la denuncia de EU, a comienzos de esta misma semana, se abrieron diligencias de investigación para determinar si en los hechos denunciados existen indicios de delito por parte de la FNFF.
En caso de hallar estos indicios durante el proceso de investigación, presentará una querella ante el juzgado de guardia y, de lo contrario, decretará su archivo, indicaron desde la misma Fiscalía de Santiago de Compostela.
Esquerda Unida denunció a la Fundación Nacional Francisco Franco por un posible delito de odio ante la “negación de los crímenes de lesa humanidad” cometidos por el régimen durante los años de la dictadura en España. En concreto, la formación política pidió al Ministerio Público que investigase las consideraciones incluidas en sus declaraciones y comunicados a raíz de su anuncio como responsable de la apertura de As Torres de Meirás.

“Negación”
En el mes de agosto, tras las peticiones de ilegalización de la fundación por parte de varios grupos políticos y organizaciones por el conflicto con el pazo sadense, la entidad emitió un comunicado en el que decía que “Franco no fusiló a nadie” y que entre las funciones de la entidad está la defensa de víctimas del Frente Popular y la reclamación de que se produjo “un genocidio de católicos”.
Para Esquerda Unida, esta y otras declaraciones realizadas en los medios por representantes de la Fundación Nacional Francisco Franco podrían constituir un delito de odio “por negación de los crímenes de lesa humanidad” cometidos durante la Guerra Civil española y los 40 años de régimen dictatorial de Franco.
“Estamos hablando de delitos de odio y hechos muy graves que forman parte de la historia reciente de este país”, señaló el secratario de organización de Esquerda Unida, Rubén Pérez.
El pasado verano, después de un comunicado en que la Fundación Feranco pedía a la “derecha cobarde” defender a la “media España víctima del Frente Popular, en el cual también aseguraba que el “dictador no fusiló a nadie” ni dictó condenas a muerte, la Comisión pola Recuperación da Memoria Histórica de A Coruña (CRMH) solicitó a las administraciones públicas que considerasen “como acción urgente e inmediata” la denuncia contra la Fundación Franco por delito de odio, al tiempo que insistieron en reclamar a la familia del dictador la devolución de Meirás. Unas semanas más tarde, el BNG presentó ante la Fiscalía del Estado una denuncia contra la FNFF por si sus comunicados pudiesen ser constitutivos de delito, y en su escrito recogen parte del comunicado hecho público por esta organización en relación al pazo, en que aseguraban que emplearían las visitas a este Bien de Interés Cultural para “mostrar al gran público la grandeza” de Franco.