• Viernes, 15 de Diciembre de 2017

REPORTAJE

Una exitosa tercera edición consolida la CerveFeira Artesá de Sada

Fin de semana para disfrutar en Sada. El municipio acogió una nueva edición de la CerveFeira Artesá, que en esta ocasión se completó con un amplio programa de actuaciones musicales, donde los protagonistas fueron los artistas locales.

Una exitosa tercera edición consolida la CerveFeira Artesá de Sada
En la convocatoria de este año se pudieron probar más de treinta tipos de cerveza | Javier Alborés
En la convocatoria de este año se pudieron probar más de treinta tipos de cerveza | Javier Alborés

Sada clausuró con éxito la CerveFeira Artesá 2018. Una convocatoria a la que acudieron cientos de visitantes atraídos por el auge de un sector cada vez más presente en Galicia. Un evento que, coincidiendo con los primeros días del otoño, convierte el paseo marítimo en uno de los espacios centrales del ocio en As Mariñas.

En este municipio de 15.000 habitantes “desembarcan” cada año miles de visitantes seducidos por el mar, pero estos movimientos se concentran en los meses de verano y “enmendar” esta eventualidad es una de las intenciones del Gobierno de Portela.

Desde la Concejalía de Turismo y Promoción Económica reconocen como uno de sus objetivos la desestacionalización de la oferta lúdica, y prueba de ello son eventos como la CerveFeira Artesá, que contó con más de una treintena de variedades de cerveza artesana, algunas de ellas creadas recientemente, por lo que se estrenaron estos días en Sada.

En esta edición, la cita combinó dos elementos que, al mismo tiempo, son su razón de ser: la puesta en valor de los productores sadenses (Artabria e Bándua) y el impulso las trayectorias de artistas locales como Susete Deluxe, Nova Troula, El Monstruo, Queiroa, A Meda o Ruta  77, o de empresas como Ecógrafos u Os Lanuxos. El programa se completó con actuaciones de diferentes estilos y modalidades distintas, desde interpretaciones de música folk, rock y pop hasta exhibiciones de danza tradicional, pasando por varias sesiones de Dj’s.

También se instalaron media docena de foodtrucks y se disputaron partidos de fútbol gaélico, que contribuyeron a animar las calles de Sada.  El broche lo pusieron los niños, que pudieron demostrar sus habilidades con los juegos tradicionales, supervisados por monitores, en un espacio aún más grande que en 2016.