• Viernes, 17 de Noviembre de 2017

La Diputación pide que se analice la viabilidad de la planta de tratamiento de residuos de Santa Icía

El pleno de la Diputación de A Coruña aprobó ayer una moción en la que insta a la Consellería de Medio Ambiente a que someta a una evaluación de impacto ambiental el proyecto de instalación de una planta de tratamiento de residuos industriales en Santa Icía de Morás, en Arteixo.

La Diputación pide que se analice la viabilidad de la planta de tratamiento de residuos de Santa Icía
El pleno provincial debatió, también, sobre el pazo de Meirás
El pleno provincial debatió, también, sobre el pazo de Meirás

El pleno de la Diputación de A Coruña aprobó ayer una moción en la que insta a la Consellería de Medio Ambiente a que someta a una evaluación de impacto ambiental el proyecto de instalación de una planta de tratamiento de residuos industriales en Santa Icía de Morás, en Arteixo.
Con esta moción, que contó con el voto favorable de los grupos del PSdeG, BNG, Marea Atlántica, Compostela Aberta y Alternativa dos Veciños, y la abstención del grupo popular, la institución provincial se suma a las protestas de ecologistas, asociaciones vecinales y el Ayuntamiento de A Coruña, que aprobó el pasado lunes una moción similar en su pleno ordinario.
Las críticas se centran en la localización de la planta, en el lugar de Teixoeira-Santa Icía, en el término municipal arteixán, y su cercanía a los núcleos de población, tanto del ayuntamiento de Arteixo como de A Coruña. Según la Diputación, el proyecto presentado por la empresa promotora no tiene en cuenta “ningún tipo de medida respetuosa con el medioambiente, carece de previsiones para el tratamiento de aguas residuales, así como los puntos de captación o de vertido, y no precisa las infraestructuras e instalaciones necesarias para el funcionamiento de la planta”.

Planificación
Por ello, pide incluso a la consellería de Medio Ambiente que no autorice el proyecto de instalación de la planta de valorización y almacenamiento de residuos industriales y urbanos, y también que revise y actualice los planes de residuos para la racionalización, planificación y programación con criterios ambientales de las infraestructuras de tratamiento y valorización de residuos.
El alcalde de Arteixo, Carlos Calvelo, criticó ayer, en una emisora local, el doble rasero del Gobierno coruñés por denunciar esta planta pero mantener sin sellar el vertedero de Albada, en Nostián. “Parece que hay vecinos de primera y de segunda para A Coruña”, afirmó Calvelo, que calificó de  “demagógica” la moción de Marea Atlántica en el pleno provincial.
“No voy a admitir lecciones morales de nadie y muchos menos de la Marea, que incumple por completo la legislación ambiental en su ayuntamiento”, dijo el alcalde arteixán en relación al vertedero de Nostián.
Pazo de Meirás
Por otra parte, la Diputación aprobó una iniciativa para impulsar la Junta Pro-Devolución del pazo de Meirás, una medida que contó con los votos a favor de PSOE, BNG, Marea Atlántica, Compostela Aberta y Alternativa dos Veciños, y la abstención del PP.
Así, el ente coruñés participará en esta Junta para que el pazo sea devuelto al patrimonio público. La iniciativa incluye el rechazo de la Diputación a la gestión, por parte de la Fundación Francisco Franco, del programa de visitas a Meirás, al tiempo que apoya la demanda del Ayuntamiento de Sada para que se coordinen desde la administración local.
El texto incorpora, además, la necesidad de instar a los grupos parlamentarios de las Cortes Generales y la Cámara gallega a impulsar novedades legislativas que impidan la apología del franquismo. “Non imos admitir que se nos identifique co franquismo. Estamos a favor de estudar con seriedade e rigor todas as vías posibles para lograr a titularidade pública do pazo, pero tamén estamos a favor do cumprimento da lei. Non estamos a favor de asaltar propiedades privadas”, dijo el diputado popular Agustín Hernández. l