• Domingo, 04 de Diciembre de 2016

El detenido en Vimianzo está casado con una vecina de la localidad con la que tiene un bebé

El detenido en Vimianzo en el marco de la operación “Marianne” es un joven argelino de 33 años, con iniciales A.R. El arresto se produjo en el número 85 del lugar de Tufións, en la parroquia de Cereixo, una vivienda

El detenido en Vimianzo está casado con una vecina de la localidad con la que tiene un bebé
Los agentes, en el momento de entrar en la vivienda de Tufións a las seis de la madrugada
Los agentes, en el momento de entrar en la vivienda de Tufións a las seis de la madrugada

El detenido en Vimianzo en el marco de la operación “Marianne” es un joven argelino de 33 años, con iniciales A.R. El arresto se produjo en el número 85 del lugar de Tufións, en la parroquia de Cereixo, una vivienda unifamiliar donde reside con su mujer, vecina del municipio, junto a dos hijas adolescentes de ella fruto de una relación anterior, el hijo de ambos de un año de edad, su suegra y una tía octogenaria.
Según informó el alcalde, Manuel Antelo, el detenido está empadronado en Vimianzo desde 2013 y la familia con la que convive es “humilde y trabajadora”, y “conocida de siempre”. El arrestado por su presunta vinculación con el Daesh trabajó en una explotación de leche y ahora se dedicaba al sector de la madera.
“En principio es una persona integrada”, explica Antelo, antes de subrayar que “los vecinos están totalmente sorprendidos” de lo sucedido, “más allá” de trascender que el hombre recibía visitas de compatriotas. “Nunca se pensó en ese tipo de cosas”, añade. “Se habla de que hacía viajes a Madrid pero no se sabía nada”, apostilla el regidor. Y es que, según ha trascendido, A.R. había recibido en los últimos años a varios compatriotas con los que compartía amistad, pero con uno de ellos tuvo un grave incidente, que terminó con una denuncia por presuntos delitos de abuso sexual hacia las hijastras del detenido. De hecho, el hombre acababa de viajar a Argelia y de acoger a un hermano suyo.
Los vecinos señalan que el arrestado no tenía problemas con nadie, que era afable y trabajador, aunque su comunicación era escasa y según alguno ejercía un férreo control sobre su pareja y su suegra, con las que vive en la casa unifamiliar.

operativo policial
El operativo policial comenzó a las seis de la mañana. Agentes fuertemente armados con metralletas y encapuchados llegaban al la vivienda unifamiliar de Tufións y echaban la puerta abajo, por lo que la familia pensó que se trataba de un robo. Según el regidor, el tratamiento fue correcto con los familiares y se llevó a cabo un registro hasta aproximadamente el mediodía, cuando el hombre fue conducido por los agentes.
El argelino está acusado, junto al otro detenido en Arteixo, de supuesta vinculación con una red de inmigración irregular que podría haber sido utilizada por el Daesh. Según las investigaciones realizadas, el arrestado habría en contacto, tanto antes como después de los atentados, con al menos uno de los terroristas detenidos en Austria tras los atentados de París.
La familia “no da crédito” y está en estado de ‘shock’, según el alcalde, quien agrega que el bebé está bien y también las adolescentes, aunque una de ellas se puso muy nerviosa.
“De confirmarse” este caso, el alcalde advierte de que debe verse como algo “anecdótico”, ya que en Vimianzo “no hay una población árabe importante” y “nunca hubo ningún problema”. “Trabajan habitualmente en ferias y no hay ningún problema”, indica. De ser cierta esta vinculación con el Estado Islámico, censura el comportamiento del hombre por “aprovecharse de una situación de generosidad y buen acogimiento de los gallegos a la gente de fuera”.
También la mujer se encuentra “muy nerviosa” y “extrañada” tras lo ocurrido. El alcalde afirma no tener ninguna duda de que ella no tiene “nada que ver con este tema”, y destaca que “no entiende nada”. Después del ‘shock’, resalta que habrá “que ir resolviendo cuestiones” y que ya ha dado orden a los servicios sociales para que se pongan en contacto con la familia y la apoyen “en la medida de lo posible”.
El coronel de la Guardia Civil, por su parte, se puso en contacto con el regidor para informarle de la operación, en la que implican al detenido con una red de captación de yihadistas y adoctrinamiento. De todos modos, llama la atención, para “tranquilidad de la población”, sobre que no se localizó “ningún tipo de explosivos ni armas”, ya que era “una cuestión intelectual”.
El suceso no solo ha causado conmoción en Vimianzo sino también en la localidad camariñana de Ponte do Porto, donde suele trabajar el detenido y también su mujer.